viernes, 23 de noviembre de 2007

Hernia Umbilical


Durante el período intrauterino el cordón umbilical comunica al bebé y a la mamá a través de la placenta.

A su través el bebé se nutre y excreta productos del metabolismo que ya no requiere.

Durante el parto el cordón umbilical es cortado por el obstetra y ligado por medio de una pinza plástica a un cm aproximadamente de la pared abdominal.

Luego de unos días el cordón umbilical se deseca (momificación) y se cae, dejando en el abdomen la cicatriz umbilical conocida con el nombre de ombligo.

Cuando alguno de estos mecanismos falla, el proceso de cicatrización no se completa totalmente dejando una brecha (orificio) por la cual puede penetrar el intestino o la grasa que lo recubre (epiplón mayor).

Este orificio generalmente suele cerrarse durante el curso de los primeros años de vida, por lo que jamás debe aconsejarse una operación antes de los 2 años de vida.

El desarrollo músculo parietal del niño en un número muy importante de casos hace que el tiempo sea el tratamiento indicado.

Por el contrario si esto no ocurre se consultará con el cirujano infantil, quien indicará la cirugía para cerrar el defecto de la pared.

Hernia umbilical en lactantes

Una vieja costumbre de nuestras abuelas europeas era fajar a los bebés con ombligos prominentes.

No intente cerrar el anillo umbilical utilizando bragueros, fajas, adhesivos o cuerpos extraños como botones, garbanzos de gasas, etc. De esta forma, Usted estará tapando el problema, pero estará disminuyendo de manera efectiva las probabilidades de cierre que tiene el defecto. Una hernia umbilical pequeña no debe ser operada antes de los 2 años de vida.

La mayoría de las veces dan pocos síntomas y pasan desapercibidas hasta la juventud, donde pueden manifestarse por actividades laborales o deportivas. Los niños deportistas pueden ver magnificado su bulto o sus síntomas debido al aumento de la presión intra abdominal que desarrollan durante los ejercicios.

Si la hernia es sintomática puede provocar dolores frecuentes (a veces después de comer), e interrumpir el juego.

Si se ha atascado deberá operarse luego de indicar los análisis prequirúrgicos. En otras palabras, cuando el problema limita las actividades se hace impostergable la cirugía.

Las mujeres deberán ser observadas con algo más de recelo, sería imperdonable haber diagnosticado una hernia umbilical durante la infancia y operarla atascada durante el transcurso de un embarazo.

La gravedad de una hernia no está en relación con el tamaño de la misma. (recuerde que las más pequeñas pueden ser las más traicioneras, y el atascamiento difícil de manejar sin cirugía).

La edad recomendada para intervenir una hernia umbilical no complicada parecería ser para la mayoría de los autores los 6 años aunque se contemplará por razones estéticas los pedidos por parte de los padres para adelantar la cirugía.

La cirugía de la hernia umbilical es un procedimiento sencillo, rápido y con un riesgo muy bajo de complicaciones.
La intervención se realiza con anestesia general inhalatoria y con modalidad de internación ambulatoria.

Complicaciones Postoperatorias:

Son muy pocas y relacionadas con los sangrados y la infección de la herida.
La recidiva es rara pero no imposible de observar.

Dr. Jorge Arturo Fiorentino
Médico Cirujano Infantil

Desde | www.paideianet.com.ar

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás