lunes, 25 de febrero de 2008

La tos y el resfriado durante el embarazo


Ahora que estoy embarazada sufro de tos y resfriados con frecuencia. ¿Cuál es la causa?

Es sabido que el sistema inmunológico disminuye ligeramente durante el embarazo a fin de evitar que el cuerpo rechace al bebé. Esto puede significar que estés más vulnerable a las infecciones, tales como la tos, el resfriado y la gripa. Puedes ayudar a estimular el sistema inmunológico por medio de un dieta sana que incluya muchas frutas y verduras frescas, ya que contienen vitaminas antioxidantes, como la vitamina C, que ayudan a luchar contra las infecciones. Quizás quieras tomar también un suplemento vitamínico-mineral formulado específicamente para mujeres embarazadas, disponible en las farmacias. Asegúrate de descansar mucho y trata de sufrir el mínimo estrés posible.

¿No hay riesgo al tomar medicamentos de venta sin receta para la tos y el resfriado durante el embarazo?

No es recomendable que compres medicamentos de venta sin receta para la tos y el resfriado, sin antes consultar con tu médico si son seguros durante el embarazo. Muchos no lo son, ya que contienen sustancias cuyos efectos no han sido probados durante el embarazo y podrían afectar el desarrollo y la salud de tu bebé. Algunos contienen cafeína e incluso alcohol.

Si necesitas analgésicos, puedes tomar la dosis recomendada de paracetamol sin que haya ningún riesgo. Sin embargo, debes evitar la aspirina, ya que puede afectar el desarrollo del bebé en las primeras semanas y, cuando el embarazo está avanzado, puede afectar el comienzo y la duración del parto. El ibuprofeno, la codeína y los analgésicos que contienen una combinación de medicamentos, también se deben evitar.

Procura no tomar megadosis de vitamina C. No es recomendable tomar mucho más de 85 miligramos por día durante el embarazo. Las emulsiones descongestivas, como el Vick, y las pastillas para la tos no presentan riesgos.

¿Cómo puedo tratar la tos y el resfriado de manera segura?

Hay varias maneras naturales y seguras para ayudar a aliviar los síntomas de la tos y del resfriado:

• Come una dieta bien balanceada que incluya muchas frutas y verduras frescas, que te proporcionarán las cantidades adecuadas de vitaminas y minerales, carbohidratos, proteínas y grasas.

• Para un resfriado con congestión nasal, prueba con una inhalación de vapor. Ponte una toalla sobre la cabeza, inclínate sobre un recipiente con agua caliente que tenga dos o tres gotas de aceite de eucalipto e inhala los vapores para ayudar a despejar la congestión.

• Para el dolor de garganta y la tos, prepara una bebida que te alivie con agua caliente, miel y limón.

• Hacer gárgaras con agua salada te puede ayudar a luchar contra una infección de garganta.

• Descansa lo más que puedas: dormir ayuda a que el cuerpo se cure solo.
• Toma mucho líquido. Las bebidas calientes, en especial, te alivian cuando estás resfriada.

• Para aliviar la congestión de los senos paranasales, Denis Tiran, profesor de terapias complementarias y partos, sugiere colocar dos gotas de aceite esencial del árbol de té o de mejorana en un pañuelo e inhalar a intervalos regulares.

• También puedes probar otra terapia complementaria, como la homeopatía, pero siempre consulta primero con tu médico y dile al homeópata que estás embarazada.

¿Cuándo debería ir al médico?

Si tienes tos o resfriado persistente y no hay síntomas de mejoría, habla con tu médico porque puedes tener una infección secundaria, como por ejemplo una infección respiratoria, que necesitará tratamiento. Siempre que tengas alguna preocupación por tu salud, consulta con tu médico o comadrona, quienes pueden contestar tus preguntas, por más insignificantes que te parezcan.

Mi médico dice que preciso antibióticos, ¿le harán daño a mi bebé?

Hay muchos antibióticos que puedes tomar durante el embarazo, pero hay algunos que no deberías tomar, así que asegúrate de que tu médico sepa que estás embarazada antes de recetártelos. La penicilina es segura, pero la tetraciclina puede causar alteraciones fetales en las primeras etapas del embarazo y provocar la decoloración de los primeros dientes y de los dientes permanentes del bebé si se la administra cuando el embarazo ya está avanzado. Nunca tomes antibióticos que te hayan sobrado de un tratamiento anterior y finaliza el tratamiento que se te indique.

Tengo gripa, ¿cómo puedo tratarla?

Los síntomas de la gripa — fiebre, dolor de cabeza, resfriado, dolor, fatiga y pérdida del apetito — pueden dejarte muy hundida cuando estás embarazada. Ésta es la forma que tiene tu cuerpo de decirte que necesitas tomarte las cosas con calma. Bebe mucho líquido, especialmente si tienes fiebre, y así evitarás la deshidratación. Los jugos de frutas ricos en vitamina C, como el jugo de naranja, te ayudarán a luchar contra la infección; y un vaso de agua caliente con limón y miel te ayudará a aliviar el dolor de garganta.

Si bien al principio no vas a tener ganas de comer, al hacerlo, intenta comer algo nutritivo como fruta, tostadas de pan integral o leche tibia. Descansa lo más posible, duerme la siesta cuando sientas la necesidad y no te levantes ni vayas a trabajar hasta que estés completamente recuperada. Si no mejoras después de unos días consulta con tu médico, ya que podrías tener una infección secundaria.

¿Le hará daño la gripa a mi bebé?

No, a pesar de lo mal que te sientas durante la gripa, ten la certeza de que tu bebé estará bien protegido contra el virus dentro del útero. Sin embargo, si tu temperatura es muy alta, llama al médico. Puedes aliviar los síntomas bajando la temperatura con compresas húmedas sobre la frente y tomando la dosis recomendada de paracetamol, que se puede consumir durante el embarazo. Descansa lo más posible. Es importante que te des tiempo para recuperarte por completo antes de retomar la rutina diaria.

http://espanol.babycenter.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás