viernes, 14 de marzo de 2008

Cómo planificar un súper baby shower


Organizar un baby shower debe ser una experiencia agradable. Después de todo, un ser querido está por tener familia y eso siempre es una alegría. Sin embargo, con tantas cosas por hacer, puede convertirse en un momento estresante. Aquí tienes una lista de ideas que van a facilitarte la organización de este evento y que te permitirán disfrutarlo.

El qué, el quién, el cómo y el cuándo

Cualquiera puede planear el baby shower de un ser querido. Las reglas de etiqueta señalan que luce mejor si la fiesta es organizada por alguien que no sea de la familia, ya que puede ser interpretado como un pedido de regalos. Un compañero de trabajo o un amigo son las personas ideales para organizar un baby shower.

Lo mejor, es empezar por confeccionar una lista de cosas para hacer:

-Establece la fecha y la hora. La mayoría de los baby showers se llevan a cabo antes de que el bebé nazca. No lo hagas demasiado pronto, ya que parte de la diversión es jugar con la futura mamá, verle su vientre y compartir su experiencia durante el embarazo. En general los baby showers se realizan hacia el final del embarazo. Para obtener la mejor fecha para organizarlo es buena idea preguntar a los futuros padres sobre eventos especiales o viajes de familiares cercanos por ejemplo. Nada peor que mandar invitaciones y luego tener que posponer la fiesta.

-Confecciona la lista de invitados. Si eres alguien cercano a los futuros papás, tendrás una idea general de a quién ellos desearían invitar. Consulta con los invitados de honor o con los mismos protagonistas sobre a quién invitar y a quién no. Puede ser fuente de problemas el hecho de dejar gente afuera o incluir personas que los protagonistas no desean incluir.

El presupuesto, la comida, la sorpresa

-Establece un presupuesto para el shower. ¿Cuánto gastarás, entre quienes se repartirán los gastos? Esto es muy importante, porque de este dato puede depender el tipo de evento que decidas realizar. Si tu presupuesto es limitado, puedes pedirle a cada uno de los asistentes que contribuya con algo de comer y beber.

-¿Con o sin hombres? La mayoría de los showers se realizan solo entre mujeres pero son cada vez más frecuentes las fiestas que incluyen a los hombres también. Mas que nada la decisión depende del tipo de fiesta que desees organizar, la cantidad de invitados y el deseo de los futuros papás.

-¿Sorpresa? Con respecto a organizar una fiesta sorpresa, piénsalo dos veces antes de decidirte. Sin bien es muy lindo y divertido el momento en que el protagonista descubre la sorpresa y todos los preparativos secretos en torno a ella, no a todo el mundo le gustan las sorpresas y pueden sentirse incómodos. Además, si incluyes a los futuros padres en parte de la organización, será mas fácil obtener el resultado deseado y asegurarse que nadie quede afuera de la fiesta.

-Las invitaciones. Envía las invitaciones con tiempo pero no demasiado pronto. Un par de semanas antes es suficiente. Siempre incluye la información sobre si se trata del primer bebé, del segundo o del tercero y el sexo del bebé en el caso de que esa información esté disponible. Eso facilitará la elección de regalos. Incluye en las invitaciones el teléfono para confirmar la presencia y el lugar donde los futuros padres han realizado una lista de regalos, si es que la tienen.

-La comida y los souvenirs. ¿Será un desayuno, brunch, almuerzo, té o cena? Reserva el servicio de catering acorde a la fiesta, si estás pensando en utilizar uno o comienza a distribuir tareas entre los organizadores. Saber delegar puede ser la clave de tu salvación.

-Piensa en las decoraciones. Puede ser desde cosas temáticas relacionadas con bebés, ositos, el color de niña o de varón, etc. Incluye detalles como aceites aromatizantes, velas y música de fondo, si el lugar te lo permite.

Si bien no es obligatorio contar con un tema específico para un baby shower, la elección de un tema puede resultar divertido y a la vez, una ayuda en muchos sentidos, ya que de alguna manera brinda una estructura un poco más organizada para la fiesta.

Antes de elegir un tema debes analizar la lista de invitados, el número de personas que asistirán e incluso su estilo y personalidad. Por ejemplo, si se trata de un gran número de invitados, quizás prefieras evitar temas muy íntimos o personales. Si es que los padres ya lo saben, lo más común es utilizar el tema del sexo del bebé y el color azul o rosa como motivo principal, pero hay muchas ideas más.

Aquí tienes algunas sugerencias:

Tomar el té


Una buena idea para un baby shower es invitar a amigas y familiares a tomar el té y organizar una gran mesa de cosas dulces y sandwichitos con todo listo para sentarse y tomar el té al mejor estilo inglés. Para esta ocasión, lo ideal es realizar centros de mesa de flores naturales y una tetera en cada mesa. También se pueden distribuir osos de peluche entre las mesas.

Un brunch para recibir al bebé

Una buena idea es organizar el shower un día sábado o domingo cerca del mediodía y servir el típico brunch (mezcla de desayuno con almuerzo). Aquí puedes imponer un estilo clásico de manteles blancos y cubiertos plateados y servir bebidas no alcohólicas junto con un variado bufé de comidas frías y calientes.

Para la mami

Un día pensado para la futura mamá. El bebé dentro de muy poco concentrará toda la atención de sus padres y seres queridos. Entonces, ¿por qué no organizar una fiesta para que mamá disfrute? Un masaje en los pies durante la fiesta o regalos pensados para la mamá siempre serán bienvenidos. Puedes incluir órdenes de comida para llevar a la casa, salidas al cine, o un certificado para un servicio de manicura.

La estrella del show

Todo puede girar en torno a “Nace un estrella”. Las invitaciones, la torta y los carteles pueden simular las estrellas de la fama de Hollywood y llenar el recinto de fotos de gente famosa. Si ya está elegido el nombre del bebé, también puedes jugar con eso en los carteles o aún en la torta. Un detalle: una alfombra roja al mejor estilo Oscars al entrar y un “camarógrafo” que tome las declaraciones de los invitados sobre la estrella que está a punto de nacer.

Pañales, pañales

Los pañales pueden ser el tema del baby shower: invitaciones y decoraciones, todo lleno de pañales por todos lados. En la invitación, enfatiza que trayendo un paquete de pañales podrás participar de un sorteo de una importante canasta.

Organiza una imponente canasta con vinos, quesos, salchichas, una de esas que a todo el mundo le gustaría tener...Para participar del sorteo, cada invitado deberá entregar un paquete de panales. También puedes pedir panales y toallitas húmedas en lugar de regalos. Luego de realizado el sorteo, la futura mamá estará agradecida porque no comprará pañales durante los primeros meses de su bebé. Por su parte, los invitados estarán felices de no haberse tenido que romper la cabeza para conseguir el regalo perfecto.

Ropa para el bebé

Cuelga una soga de ropa en el medio de la sala y pide a los invitados que traigan ropita de regalo para el bebé. Cuelga toda la ropa en la soga como si se tratara de una tienda, cuando la futura mamá llegue estará fascinada con el nuevo guardarropa para su pequeño.

Libros

Lo mismo puedes hacer con libros infantiles: todo con forma de libros, invitaciones, torta, decoraciones. Pídele a cada invitado que traiga un libro para el futuro bebé. Los futuros padres estarán deleitados con la idea.

Vino y queso

Pídele a los invitados una botella de vino y su queso favorito. Organiza la fiesta como n cóctel, un viernes o sábado a eso de las 6 de la tarde. Incluye una mesa de frutas, luz tenue, y música clásica de fondo. Puede resultar económico y muy elegante.

La hora del baño

Todo lo relativo al baño del bebé puede ser motivo de tema y decoración para un baby shower. Puedes llenar el lugar de decoración con patos, burbujas, bañeras de plástico llenas de artículos para el baño y hasta invitaciones relacionadas con el tema.

Deportes

El deporte favorito de los padres también puede ser motivo de decoración de un shower. Camisetas, carteles, todo lo relacionado con el equipo favorito puede referirse al futuro fanático que está por nacer.

¿Y los papás? Cuando el numero de invitados lo permite, invitar a los papás a un baby shower puede ser una experiencia muy enriquecedora. Eso si, olvídate del té con sándwiches para comer y piensa más en un barbecue o un coctel. Contar con la experiencia de los padres y compartir con ellos todo lo relativo a la llegada del bebé puede resultar fascinante y muy divertido.

Lo importante es que utilices tu creatividad y estilo para que el baby shower que organices se vuelva un recuerdo imborrable en la memoria de tus seres queridos y que al mismo tiempo sea una fiesta que tú también puedas disfrutar y recordar con alegría.

Desde | Univision

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás