jueves, 27 de marzo de 2008

Mi niño duerme mal ¿qué hago?


Entre el 25 y 30 por ciento de los niños padecen algún tipo de trastorno del sueño, los cuales les producen desde problemas de conducta, hasta trastornos respiratorios e incluso alteraciones físicas y del crecimiento. El 90 por ciento del insomnio infantil se debe a hábitos incorrectos en los primeros meses de vida.

“Duérmete mi niño, duérmete ya”, dice la letra de una popular canción de cuna. Para la mayoría de los padres conseguir que sus hijos concilien el sueño y disfruten de un reparador descanso nocturno, no suele ser algo tan sencillo como cantar un dulce tema musical infantil.

Muchos de ellos se preguntan: ¿qué hacer cuando los pequeños se resisten a cerrar los ojos o tienen dificultades para dormir y suelen despertarse inquietos varias veces a lo largo de la noche?

Dormir es un hábito que se aprende. De la misma manera que se enseña a un niño a comer o hablar, se le debe enseñar el buen dormir desde el principio.

“Cerca del 90 por ciento de los casos de insomnio a partir de los 6 meses de vida se originan en hábitos incorrectos, en la ausencia de límites educativos”, explica el doctor Gonzalo Pin, director de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón de Valencia y un reconocido pediatra europeo.

Los expertos calculan que, entre una cuarta parte y un tercio de los niños, padecen alguna forma de trastorno del sueño.

Asimismo, según este experto, “hasta un 27 por ciento de los padres con niños entre 4 y 12 años de edad aseguran que sus hijos tienen resistencia a acostarse, ansiedad al irse a la cama, inicio de sueño retrasado o insistencia en dormir con los padres".

Desde | http://www.terra.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás