miércoles, 3 de septiembre de 2008

Lo que jamás debes hacer en el cuidado de tu piel


Con las prisas del día a día, cometemos muchos errores a la hora de cuidar de nuestra piel, y con el tiempo eso se paga con un cutis sin brillo y lleno de arrugas. Diariofemenino.com ha elaborado una guía de cuidados de belleza de tu piel para tener buenos hábitos diarios.

A continuación enumeramos lo que no debes hacer, los errores más frecuentes que cometemos las mujeres con nuestra propia piel

Lo que jamás debes hacer contra tu piel

No quitar el maquillaje antes de dormir
Si quieres lucir una piel oxigenada y con brillo, jamás debes ir a la cama sin desmaquillarte, incluso si es muy tarde, si estás agotada o si no te maquillaste en el día. Ahora la cosmética te ofrece texturas variadas en gel, cremas, leche limpiadora, toallitas húmedas, etcétera, para que elijas el producto más adecuado para ti.

Nunca hacer la limpieza facial con profesionales
Es importante que te hagas una limpieza profunda de la piel varias veces al año, para dejarla libre de puntos negros y darle un aspecto impecable a tu rostro. Además, al menos una vez al día debes hacerte una doble limpieza de la piel, con productos oleosos para eliminar las impurezas liposolubles y jabones especiales. Hay en el mercado productos que cumplen esta doble función.

No usar crema de noche
Durante la noche, tu piel no descansa, sino al contrario, trabaja intensamente para reparar todo lo que se ha desgastado a lo largo del día. Por la noche es más receptiva a los tratamientos, más permeable, los activos penetran y se absorben con más facilidad. Lo ideal es que busques un producto que repare el ADN dañado y ayude a tu piel a producir proteínas y lípidos, y es fundamental aplicarlo con la piel muy limpia.

Usar la misma crema de día y de noche
Es diferente la formulación de las cremas de día que las de noche. Las primeras contienen filtros solares, partículas reflectantes de la luz, propiedades hidratantes que mejoran el acabado del maquillaje, mientras que las segundas tratan problemas más específicos como la renovación celular. Cambiar constantemente de productos Es una creencia muy frecuente entre las mujeres. Aplicarte muchos o distintos principios activos puede llegar a asfixiar tu piel y dilatar tus poros. Debes usar el mismo producto mínimo por dos meses; ésta es la clave para poder ver los efectos inmediatos y a largo plazo de la misma línea de productos.

Exprimir los granos
Los dermatólogos nos aconsejan que exprimamos los granos, porque si no los vaciamos adecuadamente, la infección puede aumentar, haciendo que aparezcan cicatrices que no son fáciles de eliminar. El acné debe tratarse con medicamentos adecuados y las cremas aplicadas sólo en el grano, no en todo el rostro, siguiendo las indicaciones del dermatólogo.

Usar la misma crema para toda la piel
No debes usar para todo el rostro el mismo producto hidratante, nutritivo o anti-edad. A partir de los 20 años, el contorno de los ojos y de los labios necesita entre tus cuidados diarios una crema especial para contorno de ojos, para prevenir y tratar los problemas de esa zona. Para las otras partes de tu rostro debes usar otro producto. Usar cremas sin protección solar Los dermatólogos nos lo repiten constantemente: el sol perjudica seriamente a la piel. Existe una relación directa entre los excesos del sol, el envejecimiento y el cáncer de piel. El sol que más hace daño y envejece la piel no es el que tomas en la playa un par de veces al año con la protección adecuada, sino el que recibes a diario en la ciudad sin ser consciente de ello. Por eso es recomendable usar todos los días una crema hidratante con filtro solar.

Desde Diario Femenino

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás