miércoles, 8 de octubre de 2008

El 10% de los niños españoles de 3 a 12 años ya son obesos


Niños rollizos, de mejillas abombadas y muslos redondos están siendo identificados como precoces obesos en alto riesgo de sufrir el resto de sus vidas un enfermizo exceso de peso. Ya no es un problema exclusivo de los niños norteamericanos --lo fue hasta hace poco--, sino que acaba de ser detectado en la población de 3 a 12 años de cinco ciudades españolas, entre ellas Castelldefels (Baix Llobregat) y Sant Carles de la Ràpita (Montsià). Un imaginativo programa de salud llamado Thao, avalado por las administraciones sanitarias españolas, ha analizado a 10.000 niños de esas edades y ha detectado que el 22,4% sufren exceso de peso: el 10,4% son obesos y otro 12% tienen un anómalo sobrepeso.

El grupo de los que tienen entre 3 y 5 años es el que más inquieta a los médicos que dirigen el estudio, ya que se trata de una franja de edad de intenso crecimiento muscular, punto de partida de muchas de las predilecciones gustosas del resto de la vida. Al 8,9% de esos niños y niñas se les ha diagnosticado obesidad, y el 12,1% tienen sobrepeso. Sus dietas, explicaron, son demasiado grasas, saladas y dulces.

CIFRAS ALARMANTES

"Las cifras que aluden a los niños de 3 a 5 años son alarmantes y vamos a intervenir", afirmó el doctor Gregorio Varela, profesor de Nutrición en la Universidad San Pablo-
Ceu, de Madrid, impulsor del estudio. Un niño obeso tiene altas probabilidades de mantener esa enfermedad el resto de su vida, advirtió, lo que implicará acortar en unos 13 años su longevidad.

El programa Thao se extenderá este año a 30 municipios españoles (10 en Catalunya), y alcanzará a 65.000 niños menores de 12 años. Se aplica a través de los ayuntamientos, con las pautas que facilitan los médicos adscritos al proyecto. En Sant Carles de la Ràpita, la iniciativa la dirige el alcalde, Miquel Alonso, entusiasta y promotor de la idea.
Thao consiste en medir, en las escuelas, el peso, la altura y el índice de masa corporal de la población seleccionada. La medición está previsto que se repita durante, como mínimo, los próximos cinco años. A partir de esos datos, los ayuntamientos participantes elaboran programas de acción dirigidos a los cocineros escolares, las familias de los alumnos, los restaurantes de la localidad y los propios niños. El objetivo es promover el agua como bebida fundamental en detrimento de los zumos envasados, descubrir la fruta y la comida natural y dar orientaciones culinarias a quienes no sepan cocinar de forma saludable.

"Llevamos a los niños de 3 a 12 años al mercado municipal, donde ven las verduras en directo, y después vamos con ellos al supermercado, para que las comparen con la comida precocinada --relató el alcalde Alonso--. Les enseñamos campos de olivos, molinos de aceite y plantaciones de naranjas, para que sepan de dónde vienen los frutos naturales".

En el origen de la obesidad precoz, explicaron los médicos, está la tendencia a alimentar a los bebés de menos de 3 años con leches preparadas, excesivamente energéticas, y también la creciente supresión de los espacios de juego. "Muchos niños de 2 años pasan hasta tres horas diarias viendo videos animados --afirmó el pediatra Rafael Tojo--. Los genes del ser humano están preparados para hacer una gran actividad física, que no hacemos".


Desde | El Periodico

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás