jueves, 22 de enero de 2009

Licencias maternas pagas más prolongadas promueven la lactancia



Otorgarles a las embarazadas una licencia por maternidad paga, y más prolongada, las impulsaría a no suspender la lactancia, reveló un estudio publicado en la revista Pediatrics.

"Para la lactancia, el período más importante parecería ser el de la licencia posparto", dijo a Reuters Health la doctora Sylvia Guendelman, de la University of California, en Berkeley, que dirigió la investigación.

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé.

Pero en el 2002, mientras que el 72 por ciento de las nuevas madres en Estados Unidos comenzaban a amamantar a sus hijos, apenas el 35 por ciento siguió haciéndolo cuando su bebé tenía 6 meses de vida.

Para conocer cómo la generación de estrés laboral y el período de licencia por maternidad pueden influir en la continuidad de la lactancia materna, el equipo de Guendelman entrevistó a 770 mujeres en California que habían trabajado a tiempo completo antes del parto.

California es uno de los cinco estados que le otorgan a las embarazadas 12 semanas pagas de licencia por maternidad y seis semanas adicionales "para fortalecer el apego con el bebé".

El 82 por ciento de las mujeres amamantó a su bebé; el 65 por ciento de ellas lo seguía haciendo cuando el equipo las entrevistó.

El 68 por ciento de las mujeres había regresado al trabajo al momento de la entrevista y la mitad de ellas seguía amamantando a su bebé.

El equipo observó que el factor protector más sólido de la continuidad de la lactancia materna fue si ella regresaba o no a trabajar durante las seis semanas posteriores al parto; las que así lo hicieron eran 3,4 veces más propensas a suspender la lactancia materna que quienes tomaban licencias más largas.

El riesgo de no continuar la lactancia materna era más del doble entre las mujeres que se reintegraban al trabajo entre las seis y las 12 semanas posteriores al parto, comparadas con las mujeres que seguían sin trabajar.

Las mujeres que eran gerentes, que tenían horarios de trabajo flexibles y que tenían una mayor autonomía laboral eran más propensas a amamantar a sus bebés y a hacerlo por más tiempo.

Aunque Estados Unidos le exige a los empleadores con 50 trabajadores o más proporcionar 12 semanas de licencia por maternidad sin goce de sueldo con el puesto de trabajo asegurado, el equipo de Guendelman señala que "muchas trabajadoras menos adineradas no se toman la licencia porque pierden su ingreso, no tienen cobertura del seguro o desconocen que pueden hacerlo, y eso puede ser muy estresante".

Los resultados, agregaron, sugieren que "establecer las políticas de licencia por maternidad sin promocionar su uso ni hacerlas económicamente posibles no resulta suficiente como para lograr la continuidad de la lactancia materna".

Recientemente, Canadá extendió de seis meses a un año la licencia por maternidad paga, comentó Guendelman.

"Estudios realizados en Canadá sobre esa política demuestran que la lactancia materna aumenta un tercio de mes por cada mes adicional que la mujer no trabaja", dijo la autora.

FUENTE: Pediatrics, enero del 2009

Desde | Yahoo Argentina

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

1 Comentario:

ReYnYtA Dijo...

Oye está interesante este tema muchas mamás no siguen amamantando precisamente por que deben regresar al trabajo.

Mil gracias por tu comentario de mi nuevo look!! lo aprecio mucho...

SALUDITOS CIBERNETICOS!!!

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás