jueves, 19 de marzo de 2009

Alergia Alimentaria


¿Qué es una Alergia Alimentaria?

Son aquellas reacciones anómalas del organismo secundarias a la ingesta, contacto o inhalación de alimentos con una causa inmunológica comprobada. Pero en la practica las reacciones alérgicas son solo una mínima parte de las reacciones adversas a los alimentos.

Definimos reacción adversa a los alimentos como la respuesta clínica anormal que pueda ser atribuida a la ingestión, contacto o inhalación de un alimento o sus derivados o de un aditivo contenido en el mismo.

¿Qué tipos de Reacciones Adversas existen?

Reacciones Tóxicas: Son la consecuencia de ingerir un alimento con una sustancia tóxica, ya sea parte del alimento (intoxicación por setas, bociógenos, etc.), generados por el propio alimento (producción de sustancias tóxicas como histamina) o añadidos (bacterias, hongos, pesticidas, etc.).
Esta reacción puede ser "anafilactoide", es decir, con características clínicas semejantes a la reacción alérgica anafiláctica.

Reacciones no Tóxicas: Reacciones que se producen en determinados individuos sensibles a la ingestión de un determinado alimento. Las reacciones no tóxicas se caracterizan por que su severidad depende generalmente de la dosis, los alimentos son perfectamente tolerados por la mayoría de las personas y cada vez son mas frecuentes.

Dentro de ellas podemos ver:

Hipersensibilidad alimentaria o alergia alimentaria:
Son aquellas secundarias a la ingesta, contacto o inhalación de alimentos con una patogenia inmunológica comprobada. Es decir, para que una reacción adversa a un alimento sea considerada una alergia ha de tener indefectiblemente una base inmunológica.

Las alergias alimentarias se caracterizan porque solo se produce en algunos individuos, pueden ocurrir después de la toma de muy pequeñas cantidades de alimento y no se relacionan con efectos fisiológicos o patológicos del mismo

El término de alergia alimentaria se ha utilizado abusivamente aplicándolo a cualquier tipo de reacción adversa a los alimentos o a los aditivos alimentarios.

Intolerancia:
Indica la respuesta anormal a un alimento o aditivo que ocurre en algunos individuos en la que no existe o no se ha demostrado mecanismo inmunológico. La intolerancia puede ser metabólica, en relación con un déficit de enzimas involucradas en el metabolismo de un alimento (por ejemplo, déficit de lactasa, la enzima responsable de metabolizar el azúcar de la leche); farmacológica, por compuestos químicos presentes de forma natural en los alimentos (histamina, fenilalanina, tiramina, etc.), o indeterminada, en la que participan ambos mecanismos u otros no bien aclarados.

¿Por qué se producen las Alergias Alimentarias?

Los alergenos son proteínas o glicoproteínas presentes de forma natural en la naturaleza. En los alimentos pueden encontrarse tanto en animales como en plantas. Estas proteínas estimulan el sistema inmune de algunas personas dando lugar a una respuesta excesiva y patológica que se conoce como reacción alérgica. Muchas proteínas tienen capacidad para actuar como alergenos, en los últimos años se han identificado múltiples alergenos de los alimentos.

¿Qué son los Aditivos Alimentarios?

El "Código Alimentario Español" entiende por aditivo alimentario aquellas sustancias que se añaden intencionadamente a los productos alimenticios sin el propósito de cambiar su valor nutritivo, con la finalidad de modificar sus caracteres, técnicas de elaboración, conservación y/o para mejorar su adaptación al uso que se destinen.

¿Los Aditivos Alimentarios pueden producir Reacciones Alérgicas?

Miles de agentes se añaden a los alimentos y productos farmacéuticos. Incluyen colorantes, conservantes, antioxidantes, saborizantes, emulsionantes, etc. Aunque, a pesar del alto consumo, las reacciones asociadas a la intolerancia de estos son mínimas y solo se han visto unos pocos aditivos involucrados en las mismas.

Se han implicado en reacciones del tipo urticaria y asma, pero se desconoce su incidencia y prevalencia, debido a la falta de estudios controlados y a que la mayoría de las reacciones son anecdóticas. También se han relacionado con el síndrome hiperquinético en la infancia aunque con escaso fundamento.

Los colorantes son los aditivos mas frecuentemente implicados, de ellos la tartracina (colorante amarillo) es el mas relacionado con urticaria crónica y asma.

Entre los conservantes, se ha demostrado que los sulfitos (comidas preparadas, deshidratados) pueden producir cuadros asmáticos, cuadros anafilácticos y eritema. Los parbenes pueden ser causantes de reacciones dermatológicas aunque es raro tras su ingesta. Los benzoatos (bebidas carbonatadas, zumos) han sido relacionados como causantes de urticaria y angioedema.

El glutamato monosódico es el responsable del "síndrome del restaurante chino" y los nitritos pueden producir intoxicación y metahemoglobinemia.

El mecanismo en general es desconocido.

¿Qué síntomas producen las alergias alimentarias?

Las manifestaciones clínicas pueden ser muy variadas, incluso un mismo alimento no desencadena siempre la misma sintomatología, ya que está influido por una serie de factores: edad del paciente, cantidad y calidad de alimento, enfermedades asociadas. etc.

Manifestaciones digestivas

Las más frecuentes son la estomatitis o inflamación de la boca, náuseas, vómitos, dolor abdominal, distensión abdominal, flatulencias y diarreas.

Estas manifestaciones clínicas pueden asociarse a síntomas extradigestivos, como urticaria y/o angioedema.

Manifestaciones cutáneas

Urticaria y/o angioedema. Son las manifestaciones extradigestivas más frecuentes de la alergia alimentaria. En general existe una relación evidente entre la clínica y la ingesta. Pueden manifestarse solos o asociados a otros síntomas alérgicos como broncoespasmo, diarreas y vómitos, anafilaxia, etc.
Urticaria de contacto. Habón y eritema que producen ciertos alimentos después de contactar con piel sana. Desaparecen antes de las 24 horas y no dejan lesiones residuales.
Dermatitis atópica. Proceso inflamatorio de la piel que suele iniciarse en la niñez. Se relaciona con alergia alimentaria en el 20% de los niños y el 10% de los adultos afectados.

Manifestaciones respiratorias

La incidencia de asma bronquial o rinitis a causa de alergia alimentaria es muy baja, del 3 - 5% en niños y del 1% en el adulto. Se deben principalmente a la inhalación de partículas volátiles que pueden desencadenar sintomatología en pacientes muy sensibles, desde un cuadro de rinitis y tos hasta una crisis de broncoespasmo. Los más frecuentes son marisco, pescados, legumbres y verduras. También se ha descrito asma a causa de la ingesta de algunos aditivos.

Anafilaxia

Se trata de un proceso de mucha gravedad que se inicia de forma inmediata tras la ingesta, con la aparición de urticaria generalizada, angioedema, edema de labios y faringe, disnea, cianosis, descenso de la tensión arterial y pérdida de conciencia. Los alimentos implicados con mayor frecuencia son frutos secos, huevos, pescados y crustáceos.

Desde Salud al Dia

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás