lunes, 16 de marzo de 2009

Calendario del embarazo: Semana 11


El desarrollo de tu bebé

A partir de esta semana, y hasta la semana 20, tu bebé crecerá rápidamente, aumentando su tamaño de 5 centímetros a, aproximadamente, 20 centímetros desde la coronilla hasta el cóccix. Ya pesa 7 gramos. Para que todo este crecimiento pueda llevarse a cabo, los vasos sanguíneos de la placenta deben aumentan en tamaño y en cantidad para proveer al bebé de más nutrientes.
El desarrollo facial continúa, ya que las orejas se mueven para colocarse en su posición final, a ambos lados de la cabeza. Si ves una imagen de su bebé en este momento, probablemente pienses que se trata de un genio: ¡la cabeza del bebé es aproximadamente la mitad de la longitud del cuerpo!
Algunos de sus huesos están empezando a endurecerse y los dedos de sus manos y de sus pies no sólo están ya todos formados, sino que dentro de muy poquito podrá abrirlos y cerrarlos. Ahora, además de dar pataditas, se estira. ¡Está tan a gusto como pez en el agua! A medida que vaya creciendo se irá moviendo más, pero todavía no sentirás todos estos movimientos porque aún es muy chiquito. Algo que te puede parecer curioso es que, también dentro de poco, empezará a tener hipo porque su diafragma se está formando.
Si bien los órganos reproductores del bebé se están desarrollando rápidamente, los genitales externos de los varones y las mujeres son bastante similares en apariencia hasta el final de la semana 11. La diferencia será muy marcada en la semana 14.

Tu cuerpo

Para alimentar bien a tu bebé, aumentarás de peso. En la mayoría de los casos, se recomienda aumentar entre 11,33 y 15,87 kilos durante todo el embarazo. Si ya tenías un exceso de peso o pesabas muy poco antes del embarazo, es posible que tu médico tenga otra recomendación en cuanto al aumento de peso.

Si las náuseas te lo están haciendo pasar mal y no puedes comer una gran variedad de alimentos, o si no estás aumentando de peso todavía, no te preocupes. La mayoría de las mujeres sólo aumentan de 1 a 2,5 kilos durante el primer trimestre. Es muy probable que pronto recuperes el apetito y empieces a subir de peso. Mientras tanto, come lo que puedas y no dejes de tomar tus vitaminas prenatales.

Desde | K.H

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás