miércoles, 22 de abril de 2009

Fumar a partir de la 15ª semana de embarazo pone en serio peligro su curso


Un parto prematuro o un neonato más pequeño de lo normal son los riesgos más probables a los que exponen las embarazadas fumadoras que se niegan a abandonar el hábito en las primeras quince semanas de gestación, según un estudio realizado por Lesley McCowan, de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, publicado por Critish Medical Journal.

En la investigación participaron 2.500 mujeres neozelandesas y australianas encinta que se encontraban en la decimoquinta semana de embarazo. Éstas fueron divididas en tres grupos: no fumadoras, aquellas que habían dejado de fumar antes de la decimoquinta semana y fumadoras.


Los resultados mostraron que, en lo referente a la tasa de parto prematuro, no había diferencias entre quienes habían fumado su último cigarrillo antes de la decimoquinta semana de gestación y aquellas que no fumaban, mientras que este riesgo sí fue más notable en el caso de las fumadoras. Lo mismo sucedía con el tamaño de los recién nacidos, menor en el caso de las fumadoras.

Las fumadoras se identificaron, asimismo, con un perfil tipo que las hacía más propensas a ser madres solteras, con una menor formación, desempleadas, muy por encima o por debajo de su peso ideal y más dadas a abusar del alcohol.

Desde | Diario Medico

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás