lunes, 25 de mayo de 2009

Calendario del embarazo: Semana 21


El desarrollo de tu bebé

El líquido amniótico que ha protegido y sostenido a tu bebé en el útero cumple ahora otra función. El grado de desarrollo de los intestinos permite absorber cantidades pequeñas de azúcar del líquido que su bebé traga. Estas pequeñas cantidades de azúcar pasarán al intestino grueso a través del sistema digestivo. Sin embargo, todos los nutrientes del bebé siguen proviniendo de ti a través de la placenta.

Ahora mide 10,5 pulgadas (casi 27 centímetros desde la cabecita hasta los pies) y además, ¡ya pesa 0,7 libras (unos 330 gramos)!

Hasta ahora, el hígado y el bazo del bebé han sido los responsables de la producción de glóbulos rojos. (El hígado del feto deja de producir glóbulos rojos unas semanas antes del parto y el bazo lo hace en la semana 30). Pero ahora los espacios de la médula ósea se han desarrollado lo suficiente para también contribuir en la formación de glóbulos rojos y la médula ósea se convertirá en el centro más importante de producción de glóbulos rojos en el tercer trimestre.

En estos días no para de moverse, como puede que hayas notado. Según algunos estudios, un feto se mueve más o menos 50 veces cada hora, ¡incluso cuando está durmiendo! Todos esos movimientos sirven para estimular su desarrollo físico y mental. Quizás durante el día no sientas las pataditas, giros, estiramientos y toda la gimnasia que tu hijito hace, pero por la noche...¡parece que baila zapateado! Pero, ¿por qué espera a que estés descansando para moverse tanto? Lo cierto es que durante el día también se mueve igual, pero tú sientes menos toda esa actividad que cuando estás descansando sin moverte.

Tu cuerpo

Es posible que durante este periodo te sientas bastante cómoda. Tu pancita no está demasiado grande y las molestias asociadas con el inicio del embarazo pueden haberse suavizado. Es un momento muy lindo del embarazo, así que ¡relájate y gózalo todo lo que puedas!

¿Es bueno hacer ejercicio durante el embarazo? El ejercicio es una manera excelente de mantenerse en forma durante el embarazo y hasta puede reducir a un mínimo ciertos síntomas, como las várices, el aumento de peso excesivo y el dolor de espalda. Pero éste no es un buen momento para comenzar a entrenarse para un triatlón. Es importante comenzar poco a poco. Dado que durante el embarazo los ligamentos son más laxos, corres un riesgo mayor de lesionarse. Por lo tanto, realiza ejercicios de poco impacto, como el yoga, la natación o caminar. Habla con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios mientras estás embarazada.

Quizás notes que tu esposo o compañero está ahora más ensimismado, y creas que no te encuentra atractiva porque su vida sexual no es como antes. Ahora tu embarazo se está haciendo real para él debido a los movimientos del bebé y a lo abultado de tu vientre, y puede que esté preocupado pensando en su paternidad.

Y también, quizás hayas comenzado a sentir que los músculos del útero se están poniendo tensos de vez en cuando. No te preocupes, porque eso no quiere decir que vaya a comenzar el parto. Estas contracciones que se producen de vez en cuando, y que generalmente no son dolorosas, se llaman contracciones "Braxton Hicks" y son muy comunes en la mitad del embarazo. Tanto las contracciones como los movimientos del bebé pueden estar haciendo que el embarazo te parezca más real que nunca.

Desde | K.H

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás