martes, 1 de septiembre de 2009

Mamás que trabajan estan mas satisfechas con su vida?


Si eres mamá y se te presenta la opción de elegir entre un trabajo de tiempo completo, uno de medio tiempo o quedarte en casa, ¿qué elegirías?
La primera opción podría parecer la más descartable, pero, al menos en Alemania, es la que muchas mujeres preferirían.

En mayo pasado, el Instituto Alemán de Investigación Económica difundió un estudio, cuyos datos revelan que las mamás con trabajos de tiempo completo están más satisfechas con su vida que quienes tienen uno de medio tiempo o que no tienen.

La investigación no es en definitiva un argumento para forzar a las mamás a cuidar a los niños y, además, ir a trabajar. "Los resultados proveen más bien un importante argumento a favor del mejoramiento de políticas que apoyen a los papás para combinar trabajo y familia", explica la autora del estudio Empleo Maternal y Felicidad, Eva M. Berger.

En otras palabras: más igualdad de género y más demanda al Gobierno de suficientes -y en México sobre todo mejores-, guarderías para poder equilibrar las tareas en el hogar.
El estudio que condujo Berger, compara qué tan satisfechas con su vida están las madres en relación con su vida laboral.

Más estimulos

La investigadora analizó los datos de cerca de 6 mil madres de entre 20 y 65 años de edad durante poco más de diez años. Las madres más jóvenes no hacían en su momento ningún tipo de estudios y las más adultas no tenían que estar jubiladas.
Los resultados fueron que las madres sin trabajo son las más insatisfechas con su vida, pero tampoco las madres con un trabajo de medio tiempo están satisfechas.
Las mujeres más satisfechas resultaron ser las madres con trabajo de tiempo completo, con lo que se rompe el tabú, por lo menos en Alemania, de que las mujeres que trabajan de medio tiempo para dedicar después tiempo a sus hijos están más contentas.
"Podría ser que las causas de esa insatisfacción sean los bajos ingresos o el poco salario que reciben las madres en un empleo de medio tiempo", dice Berger.
Además de los bajos estímulos económicos, también podría influir el hecho de la falta de mejora profesional.
En el estudio se lee que las mujeres con un trabajo de medio tiempo no pueden aspirar a hacer carrera ni a escalar de puesto.

"La gran mayoría de las personas responsables de los empleados dicen que para puestos mejor cualificados uno necesita más tiempo de trabajo", indica Angelika Koch, autora de un estudio sobre trabajos de medio tiempo difundido en un diario alemán.

Koch es profesora de la Universidad Duisburg-Essen y basa su idea en que los empleados deben estar disponibles las 24 horas y ser 100 por ciento flexibles.

"Los jefes creen que si alguien se decide por un puesto de medio tiempo tiene poco compromiso".
Estos jefes argumentan que la ventaja de los puestos de medio tiempo es que así uno puede aprovechar pasar más tiempo con la familia.

Mayor equilibrio

Pero aquí es donde choca el estudio dirigido por Eva M. Berger, pues ella interpreta que las madres con puestos de tiempo completo están satisfechas con su vida por el hecho de que hay un mejor equilibrio en la familia.

"El hombre se dedica más al hogar y se encarga también de la educación de los niños", añade.
Las madres que trabajan sólo medio día dejan de tener más responsabilidades en su vida profesional y eso les da menos emociones y diversión que podrían ocupar para su vida privada.

Desde | Periodico Reforma

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

2 Comentarios:

Nancy y Matías Dijo...

Que bien por las alemanas. La verdad, es que yo no era feliz cuando trabajaba de tiempo completo. Llegaba a casa a las 22 hs. muerta de cansancio, después de trabajar 12 hs. y 4 hs. más entre el viaje de ida y el de vuelta. A esa hora las niñas ya debían acostarse para levantarse a las 6 de la mañana para ir a la escuela, así que no había márgen para disfrutarnos. Luego trabajé de noche (seguridad privada) y en ese entonces llegaba a casa para el almuerzo, bañarme y acostarme a dormir. Como debía disponer de cierto márgen para viajar hasta el empleo, era levantarme, cambiarme e irme nuevamente, tampoco había disfrute ni tiempo par hijas. Ah, tampoco existían los fines de semana, con suerte un día franco en la semana (si no faltaba personal). Como podrán ver, para mi no fue una experiencia satisfactoria.

cibeles24 Dijo...

Entiendo que en ciertos casos, no queda otra alternativa y la madre debe salir a trabajar para mantener el hogar, pero hay que tener cuidado porque a veces se desvaloriza la importancia de la maternidad... los hijos, por lo menos mientras son pequeños deben estar con sus madres (reitero a nos ser que no quede otra solucion), es una inversión y a la vez un sacrificio que debemos hacer por el amor a ellos.
Muy bueno el Post. Saludos!

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás