martes, 30 de marzo de 2010

Porcentajes de lactancia materna por razas, en EE.UU


Los mensajes sobre los poderes de salud de la lactancia no están llegando tan bien a las mujeres negras como a las hispanas y blancas, según sugiere un nuevo estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los investigadores encontraron que mientras más del 80 por ciento de las madres hispanas y el 74 por ciento de las blancas lo hace, ese número se reduce a 54 por ciento en las mujeres negras. Y al año después del parto, apenas cerca de 12 por ciento de las mujeres negras continúa amamantando a su bebé según lo recomendado, en comparación con 24 por ciento de las hispanas y 21 por ciento de las blancas.

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda en estos momentos que los bebés sean alimentados exclusivamente con leche materna durante sus primeros seis meses de vida y que continúen tomando leche materna por otros seis meses más aunque se incorporen otros alimentos.

"Habíamos observado que existen diferencias raciales y étnicas en la lactancia", apuntó la coautora del estudio Cria Perrine, de la división de nutrición, actividad física y obesidad.

"Las hispanas tienen las tasas más altas de lactancia, seguidas de cerca por las blancas, pero en comparación con las negras la diferencia es bastante grande", destacó.

El informe aparece en la edición del 26 de marzo de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Para el estudio, el equipo de Perrine analizó los datos de la Encuesta Nacional de Inmunización 2004-2008 sobre lactancia entre los diferentes grupos y también las variaciones por estado.

La lactancia entre grupos raciales y étnicos también variaba por estado, sobre todo entre las mujeres negras. Las tasas más altas de lactancia entre las mujeres negras se observaron en los estados del oeste y las más bajas en los estados del sureste.

Las razones de esta desigualdad no están del todo claras, dijo Perrine. "En definitiva, necesitamos más investigación en esta área", apuntó.

"Algunos datos sugieren que las mujeres negras se sienten más cómodas con la leche de fórmula y que por tanto la prefieren. También hay otras informaciones de que las mujeres negras se reincorporan antes al trabajo que las blancas después de dar a luz y que quizá su ambiente laboral no las apoya lo suficiente para que continúen con la lactancia", señaló.

Entre las hispanas, la lactancia es una norma cultural, apuntó Perrine. "En sus países de origen, la lactancia es simplemente un modo natural de vida".

Sin embargo, cuando vienen a Estados Unidos algunas pierden esta tradición, ya que más mujeres hispanas optan por la leche de fórmula, destacó.

"Es probable que necesitemos más mensajes de salud pública sobre la importancia de la lactancia y más apoyo en general, tanto en hospitales como en el proceso de reincorporación laboral", señaló.

La Dra. Lourdes Q. Forster, profesora asistente de pediatría de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, dijo que los hallazgos "son estimulantes hasta cierto grado ya que las estimaciones nacionales han mejorado desde los años 90".

En total, el número de mujeres que amamantan se está acercando al objetivo de Healthy People 2010 de 75 por ciento para las madres primerizas que empiezan a amamantar y de 50 por ciento para las que continúan hasta los seis meses, apuntó.

"Pero lo más llamativo, desafortunadamente, es que la tasa en las mujeres negras no ha cambiado mucho en realidad", explicó Forster.

"La razón por la que es importante radica en que se ha demostrado que la lactancia mejora la salud del bebé y de la madre. Reduce de manera significativa las tasas de infección y de algunas enfermedades en los niños. También reduce el número de visitas a las salas de emergencia. En general, es la nutrición perfecta para los primeros seis meses de vida", destacó.

Los esfuerzos para animar a las mujeres a amamantar deben comenzar justo al principio del embarazo", señaló Forster. Las mujeres necesitan tomar la decisión al principio y prepararse para ello, y también se les debe enseñar la forma correcta en que deben amamantar, dijo.

"Si nos centramos en los bebés después de que nacen, lo haremos muy tarde", destacó. "Necesitamos enfocarnos en las madres con una buena atención prenatal y animar a las mujeres desde principios del embarazo y darles información sobre la importancia de la lactancia. También, las mujeres no quieren que se les diga que es importante, sino que se les enseñe a hacerlo".

Desde | Medline

La nota fue extraida del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

1 Comentario:

cibeles24 Dijo...

Muy bueno el articulo. Todavía aquí en USA, esta mal visto, en ciertos lugares amamantar en publico.
Saludos!

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás