miércoles, 26 de mayo de 2010

Los beneficios del yoga superan a los riesgos en mujeres embarazadas


El yoga es seguro para las mujeres embarazadas, siempre y cuando realicen esta actividad con cuidado y moderación, dicen los expertos.

"Las mujeres embarazadas se pueden beneficiar enormemente del ejercicio, sobre todo del yoga, sólo tienen que estar conscientes de sus limitaciones", dijo la Dra. Rachel Rohde, cirujana ortopédica y futura madre, en un comunicado de prensa de la American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS).

"El cuerpo de una mujer embarazada pasa por muchos cambios que afectarán la forma en que practica yoga, tanto si es veterana como principiante", agregó Rohde.

Como una alternativa de aptitud física, el yoga permite a las mujeres embarazadas mantener un programa de ejercicios sin afectar a su bebé o su corazón, según la AAOS y, en general, los beneficios de este tipo de régimen de bajo impacto son mayores que los riesgos.

Sin embargo, mantener la posición correcta de yoga es fundamental para garantizar la seguridad general y evitar una lesión en un músculo o articulación, señaló la organización. La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE. UU. apuntó que más de 5,500 estadounidenses fueron tratados por lesiones relacionadas con el yoga en 2008.

Sin embargo, la AAOS dice que si se realiza correctamente, el yoga ofrece a las futuras madres una buena oportunidad para desarrollar fuerza y flexibilidad, al mismo tiempo que se relajan y controlan la respiración.

"Uno de los mejores aspectos del yoga es poder controlar el cuerpo y tener la capacidad para hacer cada movimiento al propio ritmo", señaló Rohde. "Posturas como la del 'perro cabeza abajo' que exigen una gran presión sobre las palmas de la mano pueden aumentar los síntomas del túnel carpiano al presionar un nervio importante. Si siente entumecimiento en los dedos mientras hace una de estas posiciones, muévase para que el peso no recaiga en sus manos. Si no puede hacer una postura difícil, siempre tiene la opción de ir a la posición de descanso si experimenta dolor".

La AAOS recomienda que las que estén interesadas en practicar yoga deben consultarlo primero con su médico y asegurarse de que lo hacen con un instructor calificado. Hacer los calentamientos adecuados y usar ropa apropiada también es importante, además las mujeres embarazadas deben mantenerse bien hidratadas y evitar otras formas de yoga como el Birkam, también conocido como yoga "caliente", que puede elevar excesivamente la temperatura corporal.

Desde | HealthDay News/DrTango

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás