miércoles, 11 de agosto de 2010

Autismo: antidepresivos en niños no son eficaces


Aunque los antidepresivos se usan para tratar a personas con autismo, no hay pruebas clínicas de que sean útiles para los niños, ya que las pocas evidencias disponibles indican que sólo benefician a los pacientes adultos.

El análisis, publicado en Cochrane Database of Systematic Reviews, aumenta las dudas sobre el uso de los antidepresivos como los llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) en el autismo.

Hace un año, un estudio con fondos federales reveló que el ISRS citalopram (Celexa) daba mejor resultado que el placebo para reducir las conductas repetitivas en niños autistas. Eso demostró la necesidad de evaluar los antidepresivos contra placebo en personas con autismo.

Ahora, los autores revisaron los resultados de ése y otros seis ensayos clínicos más pequeños publicados. No hallaron evidencias de que los ISRS fueran mejores que los placebos para reducir las conductas repetitivas u otros síntomas en niños autistas.

Sólo dos ensayos clínicos pequeños habían hallado evidencias de que los ISRS reducen la ansiedad, la depresión y otros síntomas en adultos con autismo.

Pero la revisión no identificó evidencias sólidas como para recomendar el uso de rutina de los ISRS en el tratamiento del autismo, según el equipo de la doctora Katrina Williams, pediatra de la University of New South Wales y del Hospital de Niños de Sidney, en Australia.

No obstante, los autores no recomiendan que los pacientes que están tomando un ISRS y estén mejor dejen de tomarlo.

Por ahora, ningún medicamento está especialmente aprobado para el tratamiento de los desórdenes del espectro autista (DEA), un conjunto de trastornos del desarrollo que alteran la capacidad de las personas de comunicarse y de relacionarse con los demás.

Las enfermedades del DEA van desde los casos graves de autismo "clásico" hasta el síndrome de Asperger, que es relativamente leve.

Las terapias conductuales y educativas orientadas a resolver los problemas sociales, del desarrollo y de la comunicación son clave en el tratamiento del autismo. Pero los ISRS se indican para resolver ciertos síntomas; hasta el 40 por ciento de los niños autistas utilizó alguna vez un antidepresivo.

En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó tres ISRS para los niños mayores de 7 años: la sertralina (Zoloft), la fluoxetina (Prozac) y la fluvoxamina (Luvox).

El conocimiento científico que, en parte, respalda el uso de los ISRS para el tratamiento de los DEA indica que esos fármacos son efectivos para controlar la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo, dos trastornos con características similares a algunas conductas propias del autismo.

Pero existen pocos ensayos clínicos que hayan evaluado la efectividad de esos fármacos en la reducción de los síntomas en niños o adultos autistas.

Dada la falta de efectividad y los efectos secundarios potenciales, los autores concluyen que los ISRS no pueden recomendarse para los niños con autismo.

"Si los niños o los adultos tratados con un ISRS u otro antidepresivo lograron mejorar el síntoma para el cual les habían indicado el fármaco y sin efectos adversos, esos pacientes deberían seguir utilizando el medicamento indicado", finalizó Williams.

Desde | Reuters Health

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás