viernes, 10 de septiembre de 2010

Férula es tan buena como yeso en fracturas de muñeca pediátricas


Una férula funcionaría tan bien como un yeso en la curación de los niños con fracturas de muñeca no graves, sugiere un nuevo estudio.

Los resultados deberían alentar a los padres a preguntarle al médico si una férula, que es más cómoda que el yeso, es una opción cuando un hijo se quiebra la muñeca.

Estas fracturas son las más comunes en los niños y el tratamiento incluye el uso de un yeso corto en el brazo durante entre cuatro y seis semanas. Existen evidencias de que las férulas serían una buena alternativa, pero en adultos.

Un equipo del Hospital para Niños Enfermos de Toronto, en Canadá, comparó los resultados del tratamiento con férula y con yeso en 96 niños, de 5 a 12 años, con fractura de muñeca "mínimamente angulada".

En esas fracturas, el hueso no se dobla ni se desplaza demasiado, y no se necesita cirugía para realinearlo antes de colocar el yeso.

Al azar, 46 niños usaron una férula comercial y 50, un yeso corto en el brazo durante cuatro semanas. A los usuarios de las férulas se les indicó retirarla para ducharse u otros motivos de higiene.

Cuando los autores evaluaron a los niños a las dos semanas de retirar el yeso o la férula, no hallaron diferencias significativas en las actividades diarias que los grupos podían hacer ni en el rango de movimiento, de fuerza de la función de pinza y el alivio del dolor.

Tampoco hubo diferencias en las complicaciones, publicó Canadian Medical Association Journal.

Tres niños en cada grupo usaron el dispositivo durante seis semanas porque las pruebas a las cuatro semanas mostraron un agravamiento de la curvatura del hueso fracturado. Ningún chico necesitó cirugía durante los tres meses de seguimiento.

Un niño tratado con férula desarrolló una erupción en la piel y se le tuvo que colocar un yeso. La misma cantidad de niños en cada grupo tuvo efectos secundarios leves; el prurito fue el más común.

Según la doctora Kathy Boutis, del hospital, son varias las ventajas de la férula frente al yeso: facilita la higiene y permite aliviar la picazón que causa una lesión inmovilizada. Y, a diferencia del yeso, la férula no se retira con una sierra, una experiencia que atemoriza a los más pequeños.

Boutis aclaró que la férula no sería la opción indicada para el tratamiento de fracturas graves pediátricas. "Esas lesiones suelen ser más inestables y necesitar tratamiento quirúrgico para reubicar el hueso antes de colocar el yeso", dijo la experta.

Desde | Reuters Health

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás