jueves, 2 de septiembre de 2010

Que hacer si tu hijo no crece adecuadamente


Muchos médicos siguen tratando a los niños con hormona de crecimiento y a menudo aumentan las dosis, aunque sus pacientes no crezcan como deberían luego de un año de tratamiento y aun cuando sepan cómo la baja estatura afecta el bienestar emocional infantil.

Un nuevo estudio reveló que ese patrón es especialmente aplicable a los niños de sexo masculino que son de muy baja estatura.

"El consejo médico que reciben los padres sería apenas algo más que las creencias culturales del médico. Parecería que piensan que es una gran tragedia ser un varón extremadamente bajo", dijo Susan Cohen, periodista y autora de Normal at Any Cost.

La mayoría de médicos coincide en que los niños con niveles insuficientes de la hormona de crecimiento (proteína que produce la glándula pituitaria) deben recibir tratamiento.

La controversia surge en qué hacer con los niños con niveles normales de la hormona, pero que están en ese 1,2 por ciento de baja estatura para la edad y que, según las guías de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), reúnen los requisitos para recibir el tratamiento.

El tratamiento con hormona de crecimiento cuesta unos 22.000 dólares por año, lo que, según los autores, puede o no recibir cobertura del seguro de salud.

Con 500.000 niños en Estados Unidos que reúnen los criterios de la FDA para recibir ese tratamiento, el mercado del fármaco puede llegar a los 10.000 millones de dólares.

El equipo del doctor J. B. Silvers, de Case Western Reserve University, entrevistó a 656 endocrinólogos pediátricos sobre cómo tratarían distintos casos hipotéticos de niños con muy baja estatura para la edad, pero sin deficiencia de la hormona de crecimiento u otro problema clínico.

Además de proporcionarles la información necesaria sobre esos niños, se les preguntó si les indicaría hormona de crecimiento.

Luego, se les proporcionaron más opciones y se les pregunto si, al año, suspenderían el tratamiento, lo continuarían o elevarían la dosis, según los resultados obtenidos y las opiniones de los padres sobre el uso de la hormona de crecimiento.

La mayoría de los médicos indicaría el uso de la hormona de crecimiento según las guías de la FDA, pero muchos se opusieron a seguir la recomendación de suspender el tratamiento si un niño crece menos de 2 centímetros por año.

El 60 por ciento de los especialistas estuvo a favor de aumentar la dosis si un niño crecía 1 centímetro por año, mientras que el 14 por ciento optó por mantener la dosis y el 26 por ciento votó por suspender el tratamiento.

En general, los médicos tendieron a seguir con el tratamiento si los niños eran inicialmente bajos, si las familias pedían continuarlo y si ellos creían que la baja estatura afectaba el bienestar emocional de los niños.

Más de uno de cada cuatro médicos respondió que la hormona de crecimiento ayuda a los niños muy bajos, aun cuando no modifique demasiado su estatura en la edad adulta.

"Debemos recordar que son niños sanos. Se desconocen los riesgos de largo plazo del uso de la hormona en niños sin deficiencia hormonal. Es un experimento", dijo Cohen.

Para la doctora Leona Cuttler, coautora del estudio y directora de Center for Child Health & Policy, de Rainbow Babies & Children's Hospital, en Cleveland, las decisiones de los médicos de continuar o suspender la medicación en los niños tiene un enorme impacto en el uso de la hormona de crecimiento.

"Afectan a muchos niños con altos costos", dijo a Reuters Health.

El doctor Paul Saenger, profesor de pediatría de Albert Einstein College of Medicine, que no participó en el estudio, sostuvo que, independientemente de las opiniones personales de los médicos sobre tener baja estatura, las decisiones en el mundo real sobre iniciar o continuar con la administración de la hormona de crecimiento las toma la familia.

En algunos casos, "el paciente dice 'No la quiero más'. Mucho tiene que ver la compleja interacción entre el médico, los padres y los pacientes", observó a Reuters Health.

Para Cohen, la pregunta correcta para los padres de niños muy bajos sería: "¿Cuánto riesgo están dispuestos a asumir con su hijo por unos pocos centímetros más o nada?"

Desde | Reuters Health

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás