jueves, 10 de marzo de 2011

Asocian consumo hierro materno inicio embarazo con peso al nacer


Las embarazadas que consumen una gran cantidad de hierro en el primer trimestre tienen bebés más grandes, pero con un peso saludable.

En un nuevo estudio, un equipo de Inglaterra no halló la tendencia opuesta: que el consumo insuficiente del mineral al inicio del embarazo tienda a inducir el bajo peso al nacer.

Según el estudio publicado en Human Reproduction, cuanto mayor era el consumo materno diario de hierro a través de alimentos o suplementos, mayor tamaño tenían los bebés.

Las guías de Estados Unidos recomiendan que las embarazadas ingieran 27 mg por día. En Reino Unido, por lo menos 15 mg diarios.

Esos 15 mg equivalen a comer 1,3 kg de pechuga de pollo al horno, 15 tazas de espinaca cruda o media taza de cereal fortificado con hierro. La mayoría de las vitaminas prenatales contienen por lo menos 18 mg de hierro y cuestan 3 a 40 dólares por mes.

La mayoría de las embarazadas de Reino Unido no cumple con esa recomendación, precisó la coautora del estudio, doctora Nisreen Alwan, investigadora de la Escuela de Ciencias Alimentarias y Nutrición de University of Leeds. La mayoría consume 11,8 mg por día a través de suplementos y alimentos.

El equipo de Alwan entrevistó a 1.260 mujeres, que respondieron sobre qué comían y si habían tomado suplementos con hierro durante los tres trimestres del embarazo.

Halló que por cada 10 mg/d más de consumo total de hierro, el peso al nacer de sus bebés aumentaba 34 gramos. El bebé promedio en el estudio había pesado 3,4 kg al nacer y sólo 1 de cada 25 bebés entraba en la categoría "bajo peso al nacer".

"El efecto que identificaron fue muy pequeño", opinó la doctora Laura Caulfield, de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de The Johns Hopkins University, y que no participó del estudio.

Lo que sí le reconoció al equipo es el hallazgo de que la mayoría de las mujeres inglesas obtienen el hierro de las verduras en lugar de la carne, lo que nunca se había demostrado.

Según Caulfield, existían pruebas de la relación entre el consumo de hierro y el mayor peso al nacer.

El nuevo estudio no prueba que el mayor consumo materno de hierro haya sido responsable del aumento del tamaño de los bebés, sino que hay una relación entre ambos factores.

Tampoco quiere decir que las mujeres deban tomar suplementos con hierro durante el embarazo, aclaró Alwan por e-mail. Sugirió orientar a las embarazadas para que consuman la cantidad suficiente de hierro en las comidas y "puedan maximizar sus beneficios a través de una alimentación variada con frutas y verduras ricas en vitamina C".

Desde | Reuters Heath

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás