miércoles, 16 de marzo de 2011

El hierro extra puede no ayudar a muchas embarazadas


Tomar suplementos con hierro no ayuda a las embarazadas sin deficiencia del mineral en sangre, según un estudio sobre embarazadas anémicas de Africa publicado en American Journal of Clinical Nutrition.

"Era de esperar si se tiene en cuenta cómo los intestinos responden al hierro", dijo Kimberly O'Brien, profesora de nutrición humana de Cornell University y quien no participó del estudio. "Los intestinos perciben cuando el organismo necesita el hierro" y lo absorbe mejor, agregó a Reuters Health.

El hierro es esencial para producir la hemoglobina, el componente de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno por todo el cuerpo. En el embarazo, las necesidades de hierro aumentan a medida que el cuerpo produce más sangre.

Mamás y Bebés Blog, tu blog de Maternidad

Menos de 1 de cada 5 embarazadas de Estados Unidos era anémica en el 2005, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero, en Africa, lo es hasta el 57 por ciento de las embarazadas.

Investigadores de Bélgica y de Estados Unidos reunieron a 1.270 embarazadas de Burkina Faso. El 43 por ciento (550) estaba anémica.

La mitad recibió suplementos con 60 miligramos de hierro y 400 microgramos de ácido fólico. La otra mitad, con 30 miligramos de hierro y la misma cantidad de folato más varios otros nutrientes, como zinc y vitaminas A y C.

Ambos grupos tomaron las vitaminas desde el inicio del estudio hasta los 3 meses después al parto.

El equipo observó que las mujeres anémicas o no al inicio del estudio terminaron el estudio con el mismo nivel de hierro en sangre: alrededor de 11 gramos por decilitro (gr/dL). Los niveles normales para las embarazadas están levemente por encima de ese nivel, según la OMS.

El grupo tratado con hierro, ácido fólico y otros nutrientes obtuvieron los mismos beneficios que el grupo tratado con hierro y ácido fólico, aunque la dosis de hierro era doble. Esto, según O'Brien, sería porque las mujeres absorben suficiente hierro aun en la dosis más baja.

El hierro es importante en el embarazo porque el feto necesita oxígeno para desarrollarse. Su nivel desciende a medida que avanza la gestación. El máximo requerimiento materno del mineral es en el tercer trimestre.

Las guías de Estados Unidos recomiendan que las embarazadas ingieran 27 miligramos (mg) de hierro por día de una combinación de alimentos y suplementos.

La mayoría de las vitaminas prenatales contiene por lo menos 18 mg de hierro y cuesta entre 3 y 40 dólares por mes. Las mujeres en edad reproductiva ingieren unos 13,7 mg diarios, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades.

El autor principal del estudio, del Instituto de Medicina Tropical de Antwerp, Bélgica, no respondió a tiempo las consultas de Reuters Health.

En su estudio, el equipo concluyó que "se desconoce el beneficio del uso de suplementos de hierro en mujeres sin anemia".

Mamás y Bebés Blog, tu blog de Maternidad

Las mujeres de Africa ingerirían menos hierro de origen alimentario que las de Estados Unidos, según O'Brien.

Además, hay más población con parásitos intestinales, que "se adhieren a los intestinos y se alimentan con la sangre", dijo. Su necesidad de hierro "sería mayor para compensar esa pérdida de sangre", agregó.

Cuando el organismo cuenta con niveles suficientes de hierro, el intestino deja de absorberlo. "Normalmente, eso es bueno porque tenemos reservas suficientes, pero en el embarazo la demanda es muy alta", finalizó la experta.

Desde | Reuters Health

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Mamás y Bebés Blog, tu blog de Maternidad

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás