viernes, 15 de abril de 2011

Nacimientos fallidos, más comunes en sectores sociales pobres


Más de 2,6 millones de embarazos anuales terminan en nacimientos de un bebé muerto, una tragedia que afecta fundamentalmente a las mujeres de los países pobres y representa más decesos que el sida y la malaria combinados, informaron investigadores internacionales.

Una serie de estudios publicados en la revista médica The Lancet por expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y unas 50 entidades de 18 países ofrecieron el primer análisis exhaustivo sobre el impacto del problema en el mundo.

"Los nacimientos de feto muerto son el último gran problema de salud global invisible", indicó en un comunicado el doctor Joy Lawn de Saving Newborn Lives/Save the Children, uno de los autores de las series sobre el tema.

"Hay 2,65 millones de nacimientos de bebés muertos por año -más que los decesos por malaria y sida combinados- y aun así nunca se mencionan en los datos o políticas de salud global", dijo Lawn.

Los estudios hallaron que el 98 por ciento de los partos de feto muerto sucedidos en el 2009 se produjeron en países de bajos y medianos ingresos y dos tercios en áreas rurales donde no suele haber parteras y médicos cerca para ofrecer atención obstétrica capacitada.

La serie de estudios evalúa las tasas de nacimientos de bebés muertos y las causas en todos los países, y desafía a los diseñadores de políticas a actuar para disminuir la tasa a la mitad para el 2020.

"Los nacimientos de bebé muerto suelen permanecer sin registrar y no suelen ser vistos como un problema de salud pública importante", dijo la doctora Flavia Bustreo, del área de Salud Familiar y Comunitaria de la OMS.

"Con todo, el parto de feto muerto es una pérdida terrible para las mujeres y las familias. Debemos reconocer estas pérdidas y hacer todo lo que podemos para prevenirlas", señaló Bustreo en un comunicado.

La OMS define el nacimiento de bebé muerto como la pérdida de un embarazo después de 28 semanas de gestación, o durante el tercer trimestre de embarazo.

Las causas más comunes son complicaciones durante el parto, infecciones durante el embarazo como sífilis, problemas de salud como hipertensión o diabetes, detención del crecimiento fetal -por el cual los bebés no crecen a una tasa adecuada- y los defectos de nacimiento.

"Más de la mitad de los nacimientos de bebé muerto ocurren cuando la mujer está en trabajo de parto", dijo en una entrevista telefónica la doctora Elizabeth Mason, de la OMS, quien trabajó en el informe.

"Esto realmente se vincula con la atención que las mujeres reciben durante el parto", añadió la experta.

Carga emocional

Para muchas familias, el nacimiento de un bebé muerto sigue siendo una carga silenciosa.

Pero gran parte de este sufrimiento puede evitarse, indicaron los autores, que desafiaron a los países con una tasa de partos de feto muerto mayor a 5 de cada 1.000 nacimientos a disminuir la tasa a la mitad para el 2020.

Una mejor cobertura médica sería de gran ayuda.

Los estudios estiman que la cobertura expandida para atención obstétrica de emergencia, la detección y el tratamiento de la sífilis, el control de los problemas de crecimiento fetal y el manejo de la hipertensión y la diabetes y la prevención y tratamiento de la malaria podrían salvar a 1,1 millones de bebés cada año.

Desde | Reuters

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Mamás y Bebés Blog, tu blog de Maternidad

http://blog.mamasybebes.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

1 Comentario:

Ceci Dijo...

Muy buen artículo, gracias por publicar estas cosas también y no colaborar a que las muertes perinatales sean el gran tabú que hasta ahora son.

Ceci, moderadora del foro Superando un aborto.

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás