jueves, 5 de mayo de 2011

Prematuros: sacarosa y chupón ayudarían con la molestia de la sonda


Cuando se inserta la sonda alimentaria a través de la nariz, un chupete y un poco de agua azucarada pueden ayudar a aliviar el dolor en los bebés prematuros, según reveló un estudio noruego.

La investigación, publicada en la revista Pediatrics, reveló que los bebés mostraban muchos menos signos de dolor cuando se les daba el chupete y la solución con sacarosa, comparado con cuando no recibían ninguna de esas cosas.

Dar a los bebés prematuros un chupete con o sin una gota de agua no redujo el dolor.

Dirigidos por Laila Kristoffersen, los expertos midieron los signos de dolor en 24 bebés prematuros nacidos en el Hospital Universitario de St. Olav en Trondheim entre el 2005 y el 2008.

Todos los bebés tenían una edad gestacional de 28 a 32 semanas y estaban en condición estable, aunque requerían nutrición a través de una sonda nasogástrica.

Luego de tres semanas, los bebés sirvieron como sus propios controles para seis tratamientos diferentes, administrados justo antes de que se cambiara la sonda, dos veces por semana, a saber: sin nada, agua estéril o una solución de sacarosa al 30 por ciento, en cada caso con o sin chupete.

Los tratamientos se administraron en un orden azaroso en cada bebé.

Los observadores -que desconocían qué líquido se colocaba en cada caso- usaron una escala de medición del nivel del dolor en los bebés, llamada PIPP y que va del 0 al 21, mientras se insertaba la sonda y en los siguientes 5 minutos.

Una calificación de 4 a 6 en la escala es considerada normal, mientras que 12 y más representa dolor y angustia importantes.

Cuando a los bebés no se les brindó alivio, el valor medio de la PIPP fue de 9 puntos durante la inserción de la sonda, lo que indica un dolor bajo a moderado. La combinación del chupete y sacarosa brindó el mayor alivio, con una calificación media de 7 puntos.

Con la sacarosa solamente, la calificación era de 8 puntos.

Dar a los bebés un chupete con agua estéril generaba un dolor medio de 9 puntos, mientras que con el chupete solo llegaba a 10 y con agua estéril únicamente alcanzaba 11 puntos.

Sin importar el alivio suministrado a los bebés, los registros PIPP cayeron rápidamente después de los 5 minutos de colocada la sonda, lo que indica a los expertos que insertar el tubo producía "dolor e incomodidad breve y mensurable".

Desde | Reuters Health

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Mamás y Bebés Blog, tu blog de Maternidad
http://blog.mamasybebes.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás