martes, 25 de septiembre de 2007

Las mujeres reciben poca información sobre los fármacos que pueden dañar al feto



  • Una de cada seis mujeres en edad fértil ha tomado un fármaco que puede causar defectos
  • Muchas pacientes no reciben consejos sobre anticoncepción durante el tratamiento

Muchos medicamentos conllevan un riesgo para el feto. Si se receta algún compuesto que puede causar malformaciones (teratógeno) es conveniente informar a la mujer de los peligros de quedarse embarazada y de los métodos disponibles para evitarlo, cosa que sólo se hace en la mitad de los casos según un trabajo publicado en la revista 'Annals of Internal Medicine'.

El estudio se realizó en casi medio millón de mujeres en edad fértil que recibían atención médica en el centro Kaiser Permanente de California de Norte en Oakland, Estados Unidos. Los investigadores recopilaron todas las prescripciones de fármacos clasificados como peligrosos por la FDA, agencia que regula los medicamentos en este país, realizadas en 2001. Comprobaron además cuántos de estos tratamientos se acompañaron de consejos sobre anticoncepción.

"Muchas mujeres a las que se recetó un fármaco de clase D o X [las dos categorías que pueden provocar daños en el feto, según la FDA] en 2001 no recibieron un método anticonceptivo, no fueron esterilizadas y no tenían antecedentes de haber recibido ayuda sobre estos temas en los dos años anteriores", señalan los autores.

Durante ese año, una de cada seis mujeres tomó un medicamento D o X y sólo la mitad de las prescripciones estaba acompañada consejos sobre anticoncepción. Los porcentajes de pacientes que recibieron este tipo de información eran similares para las que tomaron fármacos peligrosos o seguros, 47,6% y 47%, respectivamente.

Además, el número de embarazos de estas mujeres era muy parecido al de aquellas que tomaron compuestos inocuos para el embrión, lo que refuerza la idea de que no toman más precauciones de lo habitual.

Las consecuencias de quedarse embarazada durante un tratamiento con un fármaco de este tipo pueden ser muy negativas, ya que provocan defectos congénitos que pueden hacer que el feto no sea viable o que nazca con grandes alteraciones.

"Creemos que los médicos deben comenzar un proceso de toma de decisión con las mujeres cuando se prescribe un fármaco teratógeno", señalan los autores. Teniendo en cuenta además el elevado número de embarazos no deseados que se producen, en EEUU representan la mitad, "son necesarios esfuerzos para asegurar el uso seguro de estos medicamentos".

Entre los fármacos que tienen este potencial se encuentran algunos cuyo uso está muy extendido como antibióticos (doxiciclina, tetraciclina), antidepresivos (alprazolam, imatinib), benzodiacepinas (clonazepam, diazepam), algunos antiinflamatorios (diclofenaco sódico) y la mayor parte de los antiepilépticos, por citar algunos.

www.elmundo.es

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás