domingo, 14 de octubre de 2007

Italia regula por ley el peso de las mochilas de los escolares


Las mochilas de los estudiantes italianos no podrán superar entre el 10% y el 15% del peso de su usuario, según un proyecto de ley aprobado anteayer en la Cámara de Diputados, que ahora debe debatirse en el Senado. La disposición adoptada en la Cámara Baja prevé que un comité científico, cuyos componentes designará el Ministerio de Instrucción Pública, determine los límites máximos con relación a las dimensiones y el peso de cada mochila.

La viceministra de ese departamento, Mariangela Bastico, que ha tenido un papel determinante en la gestación del proyecto de ley, se ha referido a una investigación de la Universidad de Bolonia, según la cual el 40% de los alumnos de entre 10 y 15 años presenta problemas en la espalda provocados por el excesivo peso de los libros que transportan. Según ese estudio, una mochila con material escolar pesa unos 7,6 kilos, pero en algunos casos llega a los 23.

Paralelamente, se procederá a abrir líneas de diálogo con los editores para establecer cómo debieran ser los libros de texto con el fin de aliviar el problema del peso que soportan los escolares. Entre las soluciones se prevé que los libros se presenten en forma de fascículos para que el alumno transporte sólo la parte de la obra que se precise en el aula.

También se estudia -además de usar un papel de menos gramaje- presentar los contenidos educativos en soportes informáticos. Otra medida planteada es la de equipar las escuelas con armarios en los que cada alumno deposite los libros de más peso y los de consulta esporádica. Esta inversión se podrá afrontar gracias a que en la misma sesión parlamentaria en la que se aprobó el proyecto de ley se decidió que las escuelas queden exentas de pagar la tasa municipal de recogida de basuras.

Según la asociación de consumidores Codacons, nueve de cada diez de estos macutos son inadecuados: estructuras no rígidas, tirantes sin acolchar, y ausencia de de cinturón abdominal con hebilla, imprescindible para adherir las mochilas al cuerpo del usuario.

Marco Crostelli, responsable de la Unidad Operativa de Ortopedia y Traumatología del hospital Pediátrico de Roma Niño Jesús, ha declarado que un mínimo del 10% de los niños que acuden a su consulta están afectados de dolores de espalda, en buena parte provocados por mochilas con exceso de peso. En muchachos con predisposición a padecer estos problemas, un peso por encima de lo correcto puede llevar a la aparición de espondilolisis -deformación de los huesos-, y/ o la alteración de la columna vertebral - fractura de una vértebra, hernia discal, etcétera-.

El presidente de la asociación de padres de alumnos AGE, Alberto Di Capua, ha manifestado que la decisión parlamentaria no hace más que obligar a que se cumplan las indicaciones del Consejo Superior de la Sanidad, que a finales de 1999 determinó que el peso de una mochila escolar no debe superar entre el 10% y el 15% del peso del cuerpo. "En breve tiempo -dice Di Capua- invitaremos a los padres con representación de las escuelas a que verifiquen el peso de los macutos; y pediremos a los profesores que organicen el horario escolar teniendo en cuenta los libros necesarios para seguir las diferentes materias y que digan de forma clara a los alumnos qué libros deben llevar al aula al día siguiente".

La solución más fácil sería la mochila con ruedas, pero este recurso no parece gozar del favor de los jóvenes, que insisten en cargarse a las espaldas kilos de material. Un dato que aporta la UE: está prohibido que los trabajadores lleven a sus espaldas más de 25 kilos.

www.lavanguardia.es

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás