sábado, 20 de octubre de 2007

Tratamiento de cáncer elevaría riesgo en etapa final de embarazo


- Las embarazadas que son sobrevivientes de un cáncer enfrentarían un mayor riesgo de desarrollar ciertas complicaciones, como hemorragias posparto y nacimientos prematuros, según reveló un estudio británico.

"Los resultados son muy tranquilizadores para las mujeres que tuvieron cáncer y están considerando concebir o ya están embarazadas, ya que no corren necesariamente más riesgo durante la gestación y el parto", dijo a Reuters Health Heather Clark, de la Maternidad de Aberdeen, en Escocia.

"No obstante, quienes atienden a estas mujeres deben estar pendientes de las áreas potenciales de mayor riesgo que hallamos", agregó la autora.

Tres de cada cuatro personas que desarrollaron cáncer en la infancia, la adolescencia o la juventud sobrevivirán a la enfermedad, señaló el equipo de Clark en la edición de octubre de la revista Obstetrics & Gynecology.

La mayor sobrevida, junto con los tratamientos de fertilidad, hacen que quedar embarazada y tener un hijo sean "alternativas reales" para muchas mujeres sobrevivientes de cáncer, añadieron los investigadores.

Para comprender mejor los riesgos que enfrentan estas mujeres durante la gestación y el alumbramiento, los expertos analizaron a 6.413 mujeres escocesas que dieron a luz a su primer hijo entre 1980 y el 2005. Del total, 917 eran sobrevivientes de un cáncer.

En promedio, las pacientes que habían superado un tratamiento oncológico tenían 29 años al momento de dar a luz, comparadas con las mujeres sin antecedentes de cáncer, que tenían un promedio de 26 años al tener su primer hijo.

Las mujeres con antecedentes tumorales eran un 56 por ciento más propensas a tener hemorragias después del alumbramiento y un 33 por ciento más proclives a necesitar una cesárea o ayuda con fórceps o ventosas durante el parto natural.

Las sobrevivientes de cáncer eran además un 33 por ciento más propensas a dar a luz a sus hijos antes de la semana 37 de gestación.

"EL mayor riesgo de hemorragia posparto es sorprendente y no hallamos mecanismos biológicos posibles para esto en la literatura científica", expresó Clark.

"El tenue aumento del riesgo de nacimiento prematuro se debería a efectos de la terapia de radiación, ya que por ejemplo reduce el volumen uterino, según han demostrado investigaciones previas", agregó la experta.

Las intervenciones habrían sido más comunes entre las sobrevivientes de cáncer porque sus proveedores de salud las consideran como en mayor riesgo de complicaciones, consideró Clark.

"Se requieren más investigaciones para estudiar mejor estos hallazgos, particularmente debido a que el 'cáncer' cubre un amplio espectro de tratamientos y diagnósticos, los cuales, desafortunadamente, no pudo probar este estudio", concluyó la autora.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, octubre del 2007

www.buenasalud.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás