miércoles, 7 de noviembre de 2007

Alojarse juntos es lo mejor para la mamá y el recién nacido


El contacto piel con piel entre la madre y el bebé inmediatamente después del nacimiento y el alojamiento de ambos en el mismo lugar durante la estadía en el hospital acarrea enormes beneficios para ambos, demostró un nuevo estudio.

"Mucha evidencia sugiere que estamos perjudicando a las madres y a los bebés si no los mantenemos unidos justo después del parto", dijo a Reuters Health Jeannette Crenshaw, quien dirigió una revisión sobre el tema, durante una entrevista telefónica.

"Hay investigadores que dirían que es dañino separar a las mamás y a los niños luego del nacimiento", agregó la autora.

Los resultados de varios estudios indican que los recién nacidos colocados piel con piel con sus mamás se acostumbran más fácilmente a la vida fuera del útero, reveló Crenshaw. Los bebés lloran menos y tienen niveles menores de hormonas de estrés.

Los niños que permanecen en la habitación con sus madres en el hospital también son menos quisquillosos y más fáciles de calmar, además de que suelen dormirse más profundamente que los bebés que descansan en las guarderías de los centros médicos.

Asimismo, los pequeños que son mantenidos más cerca de sus madres suelen amamantarse más rápido, aumentar más peso y son menos propensos a desarrollar ictericia.

"Las madres confían más en sus capacidades maternales cuando se alojan con sus bebés", señaló Crenshaw, del Hospital Presbiteriano de Dallas y especialista en educación clínica del Centro para el Aprendizaje de Recursos Sanitarios de Texas.

El argumento de que las nuevas madres descansarán más si el bebé permanece en la guardería del hospital es un mito que se ha perpetuado por mucho tiempo, dijo Crenshaw.

"La investigación no ha podido comprobar esto. De hecho, se ha demostrado que no hay diferencia en la cantidad de horas que duermen las madres si los bebés están en la habitación o en la guardería", manifestó la autora a Reuters Health.

"La naturaleza prevé que las madres y los recién nacidos estén juntos. Es innatural separarlos", añadió Crenshaw.

Más y más hospitales en todo el país están cambiando su práctica para mantener a las mamás y a los bebés unidos después del nacimiento, indicó la experta.

"Cada vez más mujeres están aprendiendo sobre los beneficios de no separarse de sus bebés y están planeando su parto en lugares donde saben que no serán separados", agregó.

"Alentaría a las mujeres a que busquen hospitales en los que sepan que no serán apartadas (de sus hijos), que informen a su cobertura que planean tener a su bebé cerca y cuidar de él en la habitación mientras permanecen en el hospital", finalizó Crenshaw.

www.buenasalud.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás