jueves, 15 de noviembre de 2007

Los Reflejos de tu Bebé Recién Nacido


A pesar de que los bebés recién nacidos parecen indefensos y sumamente delicados, todos los bebitos/as sanos y saludables nacen con reflejos extremadamente sofisticados que los protegen del peligro y los ayudan a promover su instinto de supervivencia. Los reflejos son definidos como respuestas automáticas a los estímulos exteriores. Aquí le presentaremos algunos de los reflejos más asombrosos.

El Reflejo Perioral o de Búsqueda
Éste es probablemente uno de los reflejos más conocidos. Si usted toca suavemente la mejilla de su bebé recién nacido con uno de sus dedos o con otro objeto flexible, el bebito/a orientará su cabeza hacia el lugar en donde lo tocaron, abriendo su boquita e intentando succionar el pecho de su mamá. Este reflejo también es conocido con el nombre de 'reflejo de búsqueda'. El bebé girará su cabeza con la esperanza de encontrar leche para beber.

El Reflejo del Moro o de Sobresalto
Cuando su bebé se sobresalte a causa de un ruido agudo, de una maniobra muy brusca o por la pérdida de apoyo; pondrá en práctica el 'reflejo de sobresalto'. El bebé responderá a estos estímulos estirando sus bracitos y luego girando sobre sí mismo y apoyándose sobre su pechito. Estos movimientos particulares son llevados a cabo con la esperanza de agarrarse de algo y así evitar caerse. También podría llorar luego de manifestar este reflejo, a fin de llamar su atención y de hacerle saber que está corriendo peligro.

La Sujeción de Manos
Este reflejo también es conocido como 'Reflejo Darwiniano'. Si usted toca o acaricia la palma de la mano del bebé, su pequeña manito se cerrará apretando fuertemente sus dedos. Usted podría literalmente levantar a su bebé desde la posición en la que estuviera descansando; y el bebé sería capaz de soportar todo su peso sin ninguna clase de problema. Ésto lo llevará a cabo para asegurarse de poder agarrarse fuertemente de usted sin caerse o resbalarse.

El Reflejo de Babinski
Al tocar o acariciar la planta de los pies del bebé, ya sea en cualquier parte de la misma: desde los talones hasta llegar a los deditos del pie. Su bebé abrirá sus dedos y girará el pie hacia adentro como si estuviera presionando algo. Este reflejo es sumamente importante para evitar que se resbale de los brazos de su mamá. Se cree que los pequeños babuinos que se desplazaban por el bosque agazapados a la parte superior de sus mamás eran aptos para poner en práctica esta clase de reflejos, ya que los pies y los deditos de sus pies en particular son sumamente importantes para colgarse de los árboles. A este reflejo también se lo conoce como "reflejo plantar".

Reflejo de Retracción
Este es un reflejo muy práctico: cuando su bebé siente un pinchazo de dolor, retraerá o moverá hacia atrás el piecito lastimado y extenderá el otro en un esfuerzo por empujar hacia afuera o lejos de él/ella a la persona o al elemento que lo estuviera lastimando.

El Reflejo Tónico del Cuello
Este extraño reflejo no le ayuda al bebé a adquirir ninguna clase de instinto de supervivencia en particular. Cuando recueste a su bebito/a, su cabeza se volteará hacia un lado. Uno de los brazos y una de las piernas se extenderán en la dirección en la que haya girado la cabecita, mientras que la otra mano y la otra pierna permanecerán flexionadas.

El Reflejo de Buceo
Los bebés menores de seis meses de edad son excelentes nadadores debido a que ya poseen reflejos para bucear. Así como sucede con los adultos cuando un bolo alimenticio les bloquea el pasaje de aire; el bebé podrá bloquear su garganta para no tragar agua. Ésta es la razón por la cual podrá observar a bebés nadando plácidamente con su boquita abierta debajo del agua. Ellos/as también tenderán a mover sus brazos y sus piernas, permitiendo que estos pequeñuelos se transformen en perfectos candidatos para tomar clases de natación. Recuerde, no trate de que su bebé ponga en práctica este reflejo en su hogar por razones de seguridad sumamente obvias.

La Posición de Gateo
Coloque a su bebé sobre su estómago; y podrá notar que automáticamente se pondrá en posición de gateo mientras que usted lo esté recostando sobre una superficie segura.

El Reflejo de Caminar
Tome a su bebé suavemente alrededor de su barriguita, sujételo por debajo de sus axilas y "trate de ponerlo de pie". Usted podrá darse cuenta de que su hija/o comenzará a realizar movimientos como si estuviera "dando pasos" con sus piecitos. Este reflejo es una especie de preparación para poder aprender a caminar.

Estos asombrosos reflejos son sólo el comienzo de todo el maravilloso proceso de desarrollo que su bebé irá experimentando a través del transcurso de los años.

http://espanol.pregnancy-info.net

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás