martes, 4 de diciembre de 2007

Examen de Revisión del Grupo B de Estreptococos: No Espere a Que Sea Demasiado Tarde


Carol y Tood Johnson (los nombres han sido cambiados) entraron en pánico cuando su hija empezó a tener problemas para respirar unas cuantas horas después de su nacimiento. Todo parecía haber estado bien, pero pronto sus pulmones y otros sistemas del cuerpo comenzaron a fallar. "No teníamos idea de lo que estaba pasando. Los doctores no creían que fuera a salvarse," recuerda Todd. "Más tarde nos enteramos que ¡el Grupo B de estreptococos causó esto!"

El grupo B de estreptococos (GBS por sus siglas en inglés) aunque raro, puede provocar enfermedades graves en los recién nacidos. El GBS afecta a uno de cada 2,000 bebés nacidos cada año en los Estados Unidos. Usted podría no haber oído de esta enfermedad. Pero si está embarazada o está pensando en embarazarse, descubra cómo una sencilla prueba de revisión y un tratamiento de antibióticos puede protegerla a usted y a su bebé

¿Qué es la Enfermedad del Grupo B de Estreptococos?

Los estreptcocos del Grupo B son bacterias que viven normalmente en el tracto gastrointestinal y en el genitourinario y se encuentran comúnmente en el cuerpo en las áreas vaginales o rectales. El GBS puede, algunas veces, provocar enfermedades en los bebés recién nacidos, mujeres embarazadas, adultos ancianos y adultos con enfermedades crónicas, como diabetes, enfermedad renal o cáncer. Esta infección generalmente es fácil de tratar en los adultos, pero en los bebés recién nacidos puede llevarlos a infecciones que pongan en peligro sus vidas, tales como la sepsis (infección de la sangre) y la meningitis (infección del líquido y de la cubierta que rodea al cerebro). En instancias poco frecuentes, los bebés que tienen meningitis pueden desarrollar problemas a largo plazo como la sordera y/o la ceguera o dificultades de aprendizaje, e incluso pueden morir si no se trata la infección.

Los bebés recién nacidos se infectan con GBS de tres maneras:

  • Antes del nacimiento, la bacteria en la vagina se puede propagar al conducto pélvico hasta el útero e infectar el líquido amniótico que rodea al bebé. El bebé se infecta al inhalar el líquido infectado a los pulmones.
  • Durante el parto, el bebé puede entrar en contacto con la bacteria del conducto pélvico.
  • Después del parto, el bebé puede entrar en contacto con la bacteria a través de un contacto físico íntimo con la madre. (Sin embargo, sólo el 50% de los últimos casos de inicio tardío están relacionados con el contacto con la madre.)

Afortunadamente, no todos los bebés que están expuestos a la bacteria se infectarán.

¿Cómo Puedo Saber si Corro el Riesgo?

El GBS está presente en el 10% al 35% de todas las mujeres adultas sanas. No todas las mujeres con la bacteria se la transmitirán. Tener algo de lo siguiente aumentará el riesgo de transmitir la bacteria del GBS al bebé:

  • Un bebé anterior que haya tenido la enfermedad el GBS
  • Bacteria de GBS presente durante el embarazo actual
  • Una infección del tracto urinario (UTI por sus siglas en inglés) debido al GBS
  • Parto adelantado o ruptura de las membranas (rompimiento de la fuente) antes de las 37 semanas de gestación
  • Una ruptura de las membranas 18 horas o más antes del parto
  • Tener fiebre durante el parto

¿Cuáles Son los Síntomas del GBS?

Generalmente, la mujer embarazada no tiene síntomas de GBS. En las mujeres embarazadas, las infecciones de GBS pueden causar infecciones del recubrimiento uterino o del líquido amniótico que pueden llevar a un aborto séptico. Dos formas de infección ocurren en los recién nacidos:

Inicio temprano del GBS la enfermedad se produce a los seis días del nacimiento, generalmente dentro de las primeras 24 horas. Los síntomas incluyen: Sepsis, neumonía y meningitis. Entre el 5% y el 20% morirán.

Inicio tardío del GBS generalmente se presenta de una semana a tres meses después del nacimiento. Los problemas médicos asociados con el inicio tardío de la enfermedad pueden incluir sepsis y meningitis. Existe una posibilidad del 15 a 30% de que los infantes con meningitis tengan problemas a largo plazo, como parálisis cerebral, sordera y problemas de desarrollo.

Los síntomas para ambos inicios, temprano y tardío incluyen:

  • Dificultad para respirar
  • Irritabilidad
  • Inestabilidad de temperatura (alta y baja)
  • Mala alimentación
  • Letargo

Cerca de uno de cada cuatro recién nacidos con enfermedad GBS de inicio tardío puede morir sin tratamiento.

Si usted nota algunos de estos síntomas en su bebé (especialmente si usted ha dado positivo en la bacteria del Grupo B de estreptococos) hágalo del conocimiento de su médico inmediatamente.

Hacer una Revisión: Qué Esperar Si su Examen Sale Positivo

"De forma bastante irónica, después mi esposa recordó haber leído en una revista en el consultorio del gineco-obstetra sobre el Grupo B de estreptococos y el llamado del American College of Obstetrics and Gynecology a todos los obstetras para que empezaran a practicar un examen de rutina a todas sus pacientes. Ella nunca fue examinada.

La experiencia de Carol y Todd con el GBS refleja la importancia de examinarse para detectar esta enfermedad tratable. La revisión de la bacteria de GBS es sencilla. Su médico le sacará una muestra con un hisopo del exterior de la vagina y del recto cerca de un mes antes de que llegue el bebé, y mandará esta muestra a un laboratorio para examinarla y detectar la presencia de la bacteria. Los resultados del examen generalmente están disponibles de 24 a 48 horas. También se podrían hacer análisis de sangre.

Si su examen da positivo o corre algún factor de riesgo de los que se mencionaron anteriormente, su médico puede recomendar darle antibióticos vía intravenosa durante la labor de parto y el nacimiento. Generalmente no se recomienda que las mujeres tomen antibióticos antes del parto para prevenir el GBS (a menos que se haya identificado el GBS en la orina) debido a que los estudios han mostrado que esto no protege en esas etapas tempranas. La decisión de tomar antibióticos es algo que debe comentar con su médico para evaluar los riesgos y los beneficios.

Afortunadamente, sólo porque un bebé está expuesto al GBS, esto no significa que se enfermará. Un recién nacido podría quedarse en el hospital durante un par de días para que esté en observación si el médico sospecha una infección por estreptococos B. Un bebé diagnosticado con GBS será tratado con antibióticos vía intravenosa por casi 10 días. Incluso con el examen y el tratamiento con antibióticos, algunos bebés todavía podrían enfermarse de GBS. Las vacunas para prevenir el GBS están desarrollándose en la actualidad.

Usando lo Que Conoce

Lo primero que puede hacer es pedirle a su gineco-obstetra que le haga una revisión para detectar el GBS antes de la fecha de nacimiento. Si ha sido identificada como portadora de GBS, asegúrese de decirle a su médico o a la partera de su estado cuando se le rompa la fuente o cuando llegue al hospital con labor de parto. Al hacerse una revisión y tratarse durante el parto si dio positivo con el GBS, usted puede reducir el riesgo de que su hijo desarrolle GBS. Afortunadamente para Todd y Carol y su hija, esta no sufrió incapacidad a largo plazo, pero ellos sienten que una revisión temprana y un tratamiento podrían haber evitado sus cicatrices emocionales.

FUENTE ADICIONALES DE INFORMACIóN:

American College of Obstetricians and Gynecologists
http://www.acog.org/

FUENTES:

American Academy of Family Physicians

American College of Obstetrics and Gynecology

Centers for Disease Control and Prevention

http://healthlibrary.epnet.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás