viernes, 25 de enero de 2008

Padres muy estrictos = a obesidad


¿Padres estrictos, hijos obesos? Comer de más como respuesta al estrés provocado por el autoritarismo.

Los hijos de padres muy estrictos con la disciplina serían propensos a desarrollar obesidad a partir de los seis años de edad.

Comerían de más como una reacción natural a la presión que reciben de sus mayores.

Un trabajo científico realizado por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, en los Estados Unidos, mostró que las madres estrictas tenían casi cinco veces más posibilidades de criar a preescolares rellenitos que las que trataban a sus hijos con flexibilidad y respeto, al mismo tiempo que establecían reglas claras.

La investigación publicada en la revista Pediatrics halló que los hijos de padres permisivos, definidos como "indulgentes" y "sin disciplina", también tenían problemas de peso corporal, pero de menor cuantía.

En tanto, los hijos de padres indulgentes obtuvieron resultados similares a los hijos de padres permisivos.

El estudio incluyó a 872 chicos, que desde su nacimiento, en 1991, participan de otro estudio nacional.

Entre los cuatro estilos de paternidad, el autoritarismo estuvo relacionado con un mayor riesgo de sobrepeso infantil, segun conclusiones del estudio.

Los resultados evidencian que un ambiente estricto y con falta de sensibilidad emocional aumenta el riesgo de sobrepeso infantil".

Segun parece, los padres estrictos establecerían límites sobre dónde y cuándo comer que causarían un efecto negativo en los chicos cuando no van acompañados de "calidez y sensibilidad", explicaron los científicos.

Respuesta al estrés

Vivir en un hogar con altas expectativas de autocontrol paterno, pero con poca sensibilidad, podría ser estresante, por lo que comer de más se transformaría en una posible respuesta al estrés.

Las mujeres estrictas eran cinco veces más propensas a criar chicos obesos que las madres con un trato flexible y respetuoso, sin dejar de establecer reglas claras de comportamiento.

Mientras los hijos de estas mujeres evitaban el sobrepeso, los chicos con madres "negligentes" y "permisivas" tenían el doble de posibilidades de padecerlo.

"La diferencia entre los distintos tipos de padres llama bastante la atención", aseguró la doctora Kay Rhee, autora principal del estudio, que también señaló que los padres que muestran respeto y calidez en un entorno con reglas claras también ayudarían a sus hijos a aprender a tomar buenas decisiones sobre los alimentos y la actividad física.

Otros estudios ya habían demostrado que un estilo flexible en los padres mejora el rendimiento escolar de los chicos y disminuye la depresión.

Para determinar el estilo que utilizaba cada padre al tratar a sus hijos, los investigadores encuestaron a las madres y las observaron interactuar con ellos cuando éstos tenían cuatro años.

Midieron el índice de masa corporal (IMC) de los chicos sólo cuando ellos llegaron a la escuela primaria, en el primer grado.

El 17% de los chicos de los hogares con disciplina estricta eran obesos, comparados con el 9,9% de los chicos en hogares con padres "indulgentes", el 9,8% de los chicos con padres "permisivos" y el 3,9% de los chicos de hogares "flexibles".

"Los chicos necesitan que los adultos les pongan algunos límites y a medida que maduran, deben aprender qué es la responsabilidad", dijo la doctora Nancy Krebs, codirectora del grupo de trabajo en obesidad de la Academia de Pediatría de los Estados Unidos, que participó en el estudio.

Como no se tomó en cuenta el peso de los padres, los investigadores no pueden descartar que éste pueda influir tanto en el modo de relacionarse con los chicos como en la tendencia a la obesidad de éstos.

Estudios previos habían indicado que el estilo de crianza no está vinculado con el peso.

Fuente de la información: diario LA NACION, 06/06/2006, Página 12, Ciencia/Salud


Dr. Héctor H. Zorrilla
MN 51814
Ciudad de Bs. As. Argentina
info@sutratamiento.com.ar

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás