martes, 11 de marzo de 2008

Después de una cesárea


En nuestros días, casi el 16% de los partos se realizan por cesárea. Sin embargo, pocos libros sobre la maternidad informan a las futuras madres sobre el "después" de ella. Si la cesárea se ha llevado a cabo con anestesia epidural (90% de casos), es cada vez más frecuente dejar el catéter durante 24 o 48 horas para mantener una ligera anestesia que permitirá a la madre recuperarse sin sufrir demasiados dolores. Pero una vez que las dosis de calmantes finalizan, es bueno saber qué hacer para que la cicatriz no tire demasiado.

¿Cómo echarse en la cama ?

Las mujeres tienden a quedarse a medio acosar, con varios cojines rodeándola y las rodillas elevadas para que la cicatriz no moleste, pero esta no es la mejor posición ya que bloquea la circulación sanguínea en el vientre y además es mala para la espalda. Es preferible quedarse tumbada sobre la espalda, con una sola rodilla flexionada y el pie sobre el colchón. Cuando cambies de pierna, procura resbalar los pies para que el vientre y la zona lumbar no tengan que hacer esfuerzos.

Para sentarse en la cama

Las dos rodillas deben flexionarse hacia el pecho, después gírate en bloque. Con las rodillas puestas lo más alto posible, empuja con los brazos para colocarte en posición sentada. Puedes ayudarte con una cuerda atada en la parte baja de la cama.

Levantarse por primera vez

Para evitar los problemas circulatorios después de la intervención, se te pedirá que te levantes una vez transcurridas 24 horas de la cesárea. Muchas veces, levantarse por primera vez es doloroso y difícil. Aquí tienes algunos consejos :

Debes estar acompañada por una o dos enfermeras. Ellas te colocarán los tubos del suero etc para que puedas andar.
Empieza por sentarte en el borde de la cama, con los pies en el suelo. No mires hacia el suelo.

Sujeta por una enfermera, cruza un brazo por debajo del vientre para mantener la cicatriz cuando des los primeros pasos.
Intenta mantenerte todo lo recta que puedas. La mayor parte de las mujeres se doblan en dos cuando se levantan por primera vez.

Si sientes que te mareas, apóyate en la enfermera, cierra los ojos e intenta controlar tu respiración.

Para volver a acostarte, ponte de frente a la cama y luego sube a ella a cuatro patas.
El segundo día después de una cesárea suele ser el peor a causa del tránsito intestinal, que vuelve a ponerse en marcha. A pesar de todo intenta andar todo lo que puedas, ya que cuanto más andes, menos tardará la cicatriz en curarse.

Para ponerte de pie

Intenta utilizar los músculos del vientre lo menos que puedas. Para levantarte de la cama o del sofá, ponte en el borde de la cama, estira las piernas y empuja el trasero hacia delante para que el peso de tu cuerpo no recaiga directamente en los pies.

Desde http://www.feminaactual.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás