miércoles, 16 de abril de 2008

La ingesta de paracetamol durante el embarazo aumenta el riesgo de asma en recién nacidos


Un estudio internacional pone de manifiesto la relación existente entre la utilización de paracetamol durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre de gestación, y el riesgo de que los niños sufran problemas respiratorios o desarrollen asma a lo largo de los primeros siete años de vida.

La investigación, realizada por el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) y por el Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM-Hospital del Mar), con la colaboración de la Universidad de Aarhus (Dinamarca), ha sido publicado por la revista 'International Journal of Epidemiology'.

Los resultados son especialmente relevantes si se tiene en cuenta que el paracetamol es un analgésico ampliamente utilizado por la población en general, y que es a menudo el fármaco de elección para paliar el dolor en mujeres embarazadas, ya que no está contraindicado durante la gestación.

Hasta el momento, el uso del paracetamol ya había sido asociado con un incremento del asma en niños y adultos, pero no se había realizado un estudio de amplio alcance que relacionara este efecto en la exposición prenatal. Los resultados revelan un incremento del 20% del riesgo que los niños sufran asma durante los primeros 18 meses de vida, riesgo que se incrementa hasta el 50% si el estudio se amplía a los siete años.

Para la realización del estudio, los investigadores hicieron un seguimiento a 66.445 mujeres, procedentes de la Danish National Birth Cohort, una base de datos que incluye información de los nacimientos desde 1996 a 2003, de la que se obtuvo información relativa a la toma, durante la gestación, de paracetamol y otros fármacos hasta una lista de 44 analgésicos disponibles en Dinamarca.

En el momento en que sus hijos tuvieron 18 meses, estas mismas madres consintieron participar en una entrevista para saber qué recién nacidos habían estado diagnosticados de asma y habían desarrollado problemas respiratorios y cuáles no, y de éstos, 12.733 estuvieron disponibles años después para dar la misma información cuando sus hijos tuvieron 7 años. La muestra se amplió todavía más al poder acceder a los registros de niños hospitalizados a causa del asma, menores de 18 meses, en el Hospital Nacional de Dinamarca.

Según uno de los investigadores del estudio, Manolis Kogevinas, "se ha podido poner de manifiesto por primera vez con suficiente evidencia científica los efectos para el feto del paracetamol tomado en cualquier momento del embarazo, ya que el paracetamol atraviesa la placenta y el feto no tiene la capacidad de metabolizarlo". Este estudio prospectivo, según él, parece confirmar la hipótesis de que el asma infantil puede iniciarse en la etapa prenatal.

Los investigadores concluyen que es necesario seguir investigando los posibles efectos adversos relacionados con el uso del paracetamol durante el embarazo, poniendo especial énfasis en la duración de los efectos y en la importancia de la combinación de la exposición prenatal y posnatal. Asimismo, abogan por revisar la práctica prescriptiva de paracetamol durante el periodo de gestación, sobre todo durante los tres primeros meses.

Desde | Yahoo España

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás