miércoles, 23 de abril de 2008

Puedo seguir amamantando si me quedo embarazada?


Durante el embarazo hay niveles de estrógeno placentario y otras hormonas que disminuyen la producción de leche y cambian algo su sabor, en realidad lo que ocurre es que se vuelve a producir calostro. Algunos niños notan esos cambios de sabor, lo rechazan y se destetan, otros no, y otros lo rechazan primero pero "se reenganchan" después. En otros casos a la madre le viene peor por ser sus pezones más sensibles, pero muchos niños siguen mamando y la succión remonta la producción de leche.

Dar el pecho no es incompatible con un nuevo embarazo. No hay más inconveniente para amamantar en el embarazo que en el caso de una amenaza de aborto. Si se notan contracciones, hay que saber que la succión estimula la producción de oxitocina que es un estimulante del útero, por lo que en algunos casos será necesario suspender la lactancia.

Y cuando nace el nuevo bebé tiene algunas ventajas:

• La madre ya es una experta.
• Los pechos funcionan mejor que la primera vez y como hay dos succionando, también producen más leche.
• La madre no suele sentir la ingurgitación de los primeros días pues el "grande" puede ayudar a vaciarla.
• La succión del "grande" ya habrá formado los pezones (una preocupación de madre novata) .
• La succión del "grande" también ayuda a la rápida subida de la leche, de modo que el 2º bebé suele perder menos peso los primeros días.
• Cuando el 2º es algo lento para succionar, si mama antes el 1º, encontrará que "ya ha subido la leche".
• Ambos bebés pueden mamar a la vez o por turnos.
• El mayor ya come otras cosas, de modo que no va a privar al menor de su principal alimento. Éste debe tener preferencia.

Desde | http://www.aeped.es

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

2 Comentarios:

Any Dijo...

Gracias por el post, con la liga que me mandaste ayer también me siento más tranquila!
Un besote!

Viviana y Sofia Dijo...

que bueno Any, me alegro mucho!!!

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás