viernes, 13 de junio de 2008

Los bebés que escuchan discursos en lengua extranjera aprenden idiomas más rápidamente


Investigadores británicos han encontrado que los bebés que escuchan discursos en lengua extranjera durante sus primeros meses de vida hallan más fácil aprender idiomas en las escuelas o como adultos, según informó la prensa local.


Psicólogos de la Universidad de Bristol indicaron que el cerebro en desarrollo pasa por un período de "programación" en la infancia que establece para la vida del individuo su capacidad para reconocer sonidos clave en cualquiera que se convierta en su lengua nativa, indicó el rotativo The Sunday Telegraph.

ste proceso ayuda al cerebro a dotar de sentido a un discurso mediante la filtración de sonidos no utilizados en la lengua nativa, pero también hace más difícil reconocer sonidos no familiares de lenguas extranjeras, indicaron los investigadores, que añadieron que los bebés expuestos a múltiples lenguas durante sus primeros meses de vida retengan la habilidad de reconocer sonidos de todas las lenguas que hablan.

"Cuando un bebé nace, tiene la capacidad de distinguir cada tipo de discurso. Incluso si los padres son ingleses, el bebé tiene la capacidad de distinguir sonidos vocales griegos y chinos. A los seis meses un niño puede sólo distinguir vocales de su lengua nativa, y en otros dos o tres meses lo mismo ocurre con los sonidos consonantes. Así que a los nueve o diez meses de vida, la habilidad para los idiomas queda reducida sólo a la lengua nativa", señaló Nina Kazanina, experta en psicología lingüística de la Universidad de Bristol.

Kazanina explicó que esto ocurre porque el cerebro está tratando de dotar de sentido a los sonidos utilizados en un discurso en el contexto de la lengua nativa, y aplica una especie de filtro para ayudar a facilitar el entendimiento de las palabras.

Utilizando técnicas que miden los niveles y la localización de la actividad eléctrica en el cerebro en respuesta a los diferentes sonidos de discursos, Kazanina halló que mientras los hablantes de irlandés gaélico generaron dos estados separados de actividad cuando escuchaban los sonidos "k" y "g" duros y suaves, los hablantes en inglés sólo generaban un único estado de actividad ante ambos sonidos, al ser incapaces de detectar las diferencias tan sutiles.

Esta realidad, explicó Kazanina, puede ser perjudicial a la hora de aprender lenguas extranjeras, aunque resulte útil para aprender la lengua nativa.

Esto explicaría porque los angloparlantes tienen muy difícil aprender francés en comparación con los hispanohablantes e italohablantes, que tienen más sonidos similares en sus lenguas nativas.

Sin embargo, también surtir el efecto contrario, y así los angloparlantes lo tienen más sencillo a la hora de pronunciar las vocales rusas que los rusos al pronunciar las vocales inglesas.

Lo mismo les sucede a los chinos y japoneses, incapaces de detectar la diferencia entre "r" y "l", lo que les confunde a la hora de aprender inglés.

Desde | La Flecha

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

2 Comentarios:

noelia Dijo...

yo no soy madre pero me encantan los bebes y leer cosas sobre madres y tal. precioso el blog!

por cierto como has colocado lo de suscribete es que me gustaria ponerlo en el mio para que la gente me linkee pero estoy empezando y no se colocarlo.

gracias

noelia

Marina Dijo...

Muy lindo el blog! vivo en Italia y tengo mellizos de 2 a. y medio. Me gustaria leer mas sobre bilinguismo. La nota es realmente interesante. Gracias

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás