viernes, 27 de junio de 2008

Pistache, marca la diferencia en las cuestiones de salud


Unos cuantos pistaches en la dieta diaria pueden marcar la diferencia en
cuestiones de salud, ya que esta nuez es una especie de cápsula de bienestar por
su gran carga de nutrimentos y bajo impacto calórico.


El pistache es una nuez sabrosa y rica en elementos que ayudan al cuerpo a mantenerse sano y vigoroso.

Unos cuantos pistaches en la dieta diaria pueden marcar la diferencia en cuestiones de salud, ya que esta nuez es una especie de cápsula de bienestar por su gran carga de nutrimentos y bajo impacto calórico. Se puede comer de muchas formas, solos, en nieve o como base de platillos de mucho sabor y colorido.

Los estudios realizados sobre el contenido de los pistaches indican que son importante fuente de fibra -de las más altas encontradas en las nueces- y algunas pruebas científicas han mostrado que el consumo de fibra ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, reducir los de colesterol y aparentemente a controlar el peso.

Al elegirlos con cáscara se obtiene un beneficio adicional en el control de peso, pues se favorece un consumo lento, al tener que pelarlo. Esto es cosas seria, algunos estudios indican que la sensación de saciedad ocurre unos 20 minutos después de consumir un bocadillo y el comerlos lentamente alimentos permite que el factor saciedad actúe.

Riqueza natural

Expertos de Paramount Farms California Pistachos indican que esta nuez posee una alta densidad nutrimental, 160 calorías por cada 28 gramos y son ricos en ocho nutrientes: tiamina, vitamina B6, cobre, manganeso, potasio, fibra, fósforo y magnesio.

Hay evidencia científica según la cual una dieta que incorpora el consumo de frutos secos, como los pistaches, se asocia con menores riesgos de enfermedades del corazón.

Los especialistas dicen que cerca del 90% de los lípidos contenidos en una porción de 28 gramos son del tipo de grasas insaturadas, las cuales reducen los niveles de colesterol en la sangre y el riesgo de enfermedades cardiacas, al sustituir las grasas saturadas en el régimen de alimentación.
El pistache es rico en nutrientes que ayudan a reducir el endurecimiento de las arterias, ofreciendo protección adicional al cuerpo para evitar enfermedades de la arteria coronaria.

Sobre perdida de peso, dicen que estas nueces contienen una cantidad significativa de proteínas, grasas y fibra, tres factores que han mostrado aumentar la sensación de saciedad y prolongar el tiempo de espera para que una persona vuelva a sentir hambre.

Historia de ayer y hoy

El pistache de alta calidad se cultiva en California (Estados Unidos), en una región que ofrece las mejores condiciones y con técnicas de cosecha y procesamiento más avanzadas para garantizar la mejor calidad y la satisfacción total de sus consumidores.

Eso es hoy, pero se sabe que el gusto por los pistaches data del año 7.000 a.C. en el Oriente Medio. Desde entonces ganó la predilección de la realeza y los viajeros, por lo que su consumo se extendió rápidamente hasta tierras del mediterráneo.

Llegó al continente americano en 1880 y en 1930 ganó popularidad como botana. Su producción comercial inicia en los años 60 en California.

Y tiene algunas anécdotas románticas, como las de los Jardines Colgantes de Babilonia: El Rey Nabucodonosor II agregó pistacheros para complacer a su esposa Amitys; la de la Reina de Saba: Decretó al pistache como alimento real y prohibió a los plebeyos su cultivo para uso personal, y del Amor: Cuando los amantes se encuentran bajo los pistaches en noches cálidas iluminadas por la luna y escuchan el tronido por la apertura del fruto, se augura buena fortuna y fertilidad a la pareja.

Desde El Dictamen

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás