miércoles, 24 de septiembre de 2008

Abrochar el cinturón a niños es signo de amor


“Andar a un niño en un carro sin dispositivos de seguridad es como dejarlos en una casa con una pistola cargada. Puede que nunca ocurra una desgracia, pero es muy probable que en algún momento se accione y que el niño salga lastimado. Eso se debe evitar”.

Con estas declaraciones, Marco Vargas, jefe de la Unidad de Trauma del Hospital Nacional de Niños, llamó ayer la atención de los padres en una campaña llamada “Por amor, abróchelos”.

Esta iniciativa busca enfatizar ante los padres que el uso de sillas y dispositivos de seguridad para niños en sus carros es una obligación y no un lujo.

“El 75% de las personas que se salen de un carro en una colisión mueren. Del 25% que sobreviven, el 80% tiene repercusiones neurológicas permanentes”, dijo Vargas.

La campaña se cumplió ayer de 8 a. m. a 2 p. m. en el jardín del Hospital Nacional de Niños. Doctores, entusiastas y varias empresas patrocinadoras compartieron con más de 900 personas que se acercaron en sus autos a este centro médico para recibir consejos sobre cómo deben ser e instalarse los dispositivos de seguridad en los carros.

Durante el año pasado, 990 niños y adolescentes fueron internados en hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social debido a percances.

Noventa de las víctimas infantiles sufrieron lesiones muy graves y 10 niños fallecieron tras accidentes “terribles”.

Desde | Nacion.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás