viernes, 10 de octubre de 2008

Los microondas son riesgosos para los niños pequeños


Los hornos microondas son una amenaza grave para la seguridad de los niños pequeños, demostró un nuevo estudio efectuado en Estados Unidos que analizó las escaldaduras infantiles.

Los alimentos o los líquidos calentados en hornos microondas son la cuarta causa de quemaduras entre los menores de 5 años, indicó la revisión de registros del Centro del Quemado de la University of Chicago.

"Los padres tienen que enseñarles a sus bebés e hijos mayores que el microondas es una fuente de peligros potenciales, como el horno", dijo a Reuters Health la doctora Gina Lowell, del Centro Médico de la Rush University, en Chicago, quien participó en el estudio.

El equipo de Lowell sugiere que, para prevenir esas lesiones, los fabricantes deberían instalar mecanismos para evitar que los niños puedan abrir el microondas luego de calentar un alimento.

Hasta ahora, publicó el equipo en la revista Pediatrics, la prevención de las escaldaduras se concentró en lograr que los padres apaguen el termotanque para que la temperatura del agua no supere los 120 grados.

Sin embargo, las escaldaduras causadas por el agua corriente son apenas una fracción de las quemaduras en general, que siguen siendo la causa principal de consultas de emergencia y hospitalización en niños pequeños.

Para conocer los patrones de otros tipos de escaldaduras en niños pequeños y saber cómo prevenirlas, el equipo revisó los registros de 140 menores de 5 años atendidos en el Centro del Quemado de la University of Chicago.

El 90,4 por ciento de las 104 escaldaduras no causadas por el agua corriente se debían a contacto con alimentos o líquidos calientes.

Diecisiete lesiones (un 16,3 por ciento) ocurrieron mientras un niño mayor cocinaba, transportaba la sustancia caliente o cuidaba al niño lastimado.

Nueve lesiones (el 8,7 por ciento) ocurrieron en chicos que habían abierto el microondas para sacar un alimento en su interior; el niño más pequeño con ese tipo de lesión tenía 18 meses.

Lowell reconoció que puede resultar muy difícil mantener a los niños lejos de los peligros de la cocina, en especial cuando el adulto a cargo está solo en el hogar y tratando de preparar la comida.

La experta recomendó mantener a los hijos lejos del microondas si es indispensable que el niño esté en la cocina durante la preparación de la comida y sugirió colocarlos en una silla alta o improvisar un sitio seguro para que jueguen.

"La mayoría de los padres siente que tienen cubiertos todos los peligros (...) y aun así seguimos atendiendo escaldaduras en los niños", finalizó Lowell.

Desde | BuenaSalud

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás