miércoles, 8 de octubre de 2008

Mantener el pecho firme


Los senos carecen de sostén natural; están envueltos por una delgada capa de piel que moldea su perfil y un fino abanico de músculos les dan cierta sujeción y proporcionan firmeza. Lo más importante para la estética del busto es la calidad de la piel que se extiende desde la base de los senos hasta la barbilla. Los productos destinados al cuidado del busto deben aplicarse imperativamente sobre la piel de toda esta zona, con el fin de que actúen de forma eficaz.

El pecho no puede hacer frente, por sí solo, a los factores que inciden en su decadencia como eventuales variaciones de peso, embarazos, tensión premenstrual, lactancia o menopausia. Por eso recomendamos que además de sus cosméticos específicos, infalibles para mantener el pecho firme, se sigan los siguientes consejos:

* Ejercicio
Para evitar su relajación natural hay que fortalecer los músculos pectorales y dorsales con ejercicios específicos que ayuden a su sostén. La glándula mamaria, compuesta sobre toco por tejido adiposo, no puede ejercitarse, pero sí los músculos que la sostienen.

* Dieta

Olvidar las dietas milagro tan perjudiciales para la salud, y procurar seguir una alimentación sana, variada y equilibrada. Se recomienda una ingesta extra de fruta, verdura y fibra. Además beber dos litros de agua cada día previene la aparición de estrías e hidrata la piel.

* Hidratación constante
Aplicar una crema nutritiva desde el pecho hasta el cuello y los hombros al menos dos veces al día y, preferiblemente, del baño. Abai recomienda la Crema Hidratante Multivitaminas y Lípidos.

* Baños con agua fría
A pesar de los escalofríos, es muy beneficioso darse chorros con agua fría en esta zona. El agua caliente, en cambio, favorece la relajación de los tejidos.

* Un sujetador a tu medida
Es uno de los mejores aliados de la mujer. Cada momento o actividad requerirá uno diferente. En líneas generales, lo importante es que sea de la talla adecuada, sin aros, cómodo, transpirable, elástico y, a ser posible, de algodón. Es imprescindible no practicar deporte sin una sujeción adecuada.

* ¡Ojo con el sol!
El pecho es una de las partes más sensibles del cuerpo a la exposición solar. Al tomar el sol en esta zona es necesario aplicarse un factor de protección muy elevado para evitar quemaduras.

* Espalda recta y sacando pecho
Una postura con la espalda recta, que impida que los pechos reposen sobre la caja torácica, es la más saludable. Ir encorvada favorece la caída del pecho y hace parecer más bajita. ¡No hay que acomplejarse!, sacar pecho e ir erguida ayuda a los senos a mantenerse firmes.

* Autoexploración
No olvidar revisarse las mamas en casa periódicamente para tratar de inmediato cualquier anomalía que pueda detectarse. Si se rondan los 40 años, será un buen momento para iniciar las revisiones anuales con un especialista médico (ginecólogo, por ejemplo) que garantice la buena salud de los pechos.

Desde | Mujer Actual

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás