domingo, 2 de noviembre de 2008

Barrios con espacios verdes favorecen peso corporal de los niños


Los niños que viven en un barrio urbano con más espacios verdes no aumentarían tanto de peso en el tiempo como aquellos que habitan en áreas con menos espacios verdes, sugirió un nuevo estudio.

El equipo dirigido por la doctora Janice F. Bell, de la University of Washington, en Seattle, estudió durante dos años consecutivos a más de 3.800 niños, de entre 3 y 16 años, de familias de bajos recursos y principalmente afroamericanas, residentes de Marion, en Indiana.

"Les medimos el peso y la altura con dos años de diferencia y relacionamos esos datos con imágenes satelitales de los barrios de esos niños y hallamos que los chicos que vivían en barrios con más espacios verdes tenían un mejor peso corporal que aquellos en barrios con menos entorno verde", explicó Bell a Reuters Health.

La existencia de espacios verdes estuvo asociada con menos variaciones de peso en los niños, independientemente de otras características de la densidad residencial.

Otros estudios sobre adultos revelaron que los que viven en áreas residenciales con alta densidad poblacional, en las que hay más departamentos o unidades habitacionales por hectárea, caminan más, usan menos el automóvil y son más delgados.

"Pero en nuestro estudio la densidad no fue tan importante" como los espacios verdes al tener en cuenta ambos factores, dijo Bell.

Para la autora, "la forma en que los niños se mueven en las ciudades no es igual a cómo se mueven los adultos y si se trata de la actividad física, los espacios verdes son más importantes para los niños", agregó.

"Los espacios verdes deberían ser el objetivo de los enfoques ambientales para prevenir la obesidad", sugirió el equipo en el artículo publicado en American Journal of Preventive Medicine.

"Por lo tanto, mientras pensamos en cómo organizar a las comunidades en término de densidad, no queremos perder los sitios donde los niños puedan jugar al aire libre", continuó Bell.

Estos resultados, para los autores, coinciden con estudios previos que asociaron la exposición a espacios verdes con mejor salud. En los adultos, esos entornos reducen el estrés y están asociados con menos peso corporal y más salud.

Los efectos positivos de esos espacios sobre la salud de los niños incluyen un mejor funcionamiento mental y menos síntomas de déficit de atención con hiperactividad.

Desde | Medline

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás