viernes, 21 de noviembre de 2008

¿Estoy de parto?.


Es el gran momento que has deseado durante meses…, pero ¿Cómo reconocer si esos síntomas anuncian realmente el parto o, por el contrario, se trata de molestias propias del embarazo? Te lo contamos

Los síntomas de que el parto es inminente puede aparecer en cualquier momento, pero lo más probable es que esto suceda a partir de la semana 37. Recuerda que desde la semana 38, tu bebe esta a termino, y eso significa que ya esta preparado para nacer. Estas son las señales que te indican que, efectivamente, tu hijo esta a punto de venir al mundo.

El tapón mucoso se desprende

El tapón mucoso es un fluido vaginal espeso de apariencia sanguinolenta que protege la entrada de la vagina, “sellándola” para evitar infecciones. Suele desprenderse cuando la cérvix empieza a dilatarse, así que es probable que te encuentres con tu ropa interior manchada cuando este próxima la fecha en que darás a luz. Hay mujeres que pierden el tapón mucoso el mismo día del parto, pero puede desprenderse varios días antes, e incluso hay embarazadas que no se dan cuenta de ello.

Las contracciones son regulares

A partir de la segunda mitad del embarazo empezaras a notar las contracciones de Braxton Hicks. Con ellas, los músculos del útero empiezan su particular entrenamiento para el parto. Suelen durara de 30 a 60 segundos y, por lo general, no son dolorosas. Si las notas, no te preocupes, pues no indican que el parto este cerca. A medida que avanza el embarazo, pueden ser mas frecuentes e intensas, e incluso algo dolorosas (aunque hay mujeres que no lo notan en absoluto, lo que tampoco es preocupante).

Pero la pista definitivamente para que sepas reconocer las “verdaderas” contracciones de parto es cuando vayas a dar a luz será rítmicas; es decir seguirán una frecuencia mas o menos continua (primero cada 20 minuto, luego cada 15, después mas seguidas….)

Siente el dolor

Por extraño que parezca, puedes tener contracciones y no estar de parto. Las primeras contracciones son parecidas a los dolores de la menstruación, y dura unos 20 o 30 segundos (el dolor también puede afectar a la zona inferior de la espalda). Aumentan gradualmente de intensidad hasta alcanzar un pico y luego van disminuyendo. Sin embargo, hasta que no duran unos 60 segundos no son lo suficientemente fuertes y eficientes como para dilatar la cérvix. Hay mujeres a las que este proceso les resulta especialmente doloroso, pero otras casi no sienten molestias. En todo caso, la intensidad y la duración de las contracciones rítmica es un buen indicador de que estas de parto.

La Bolsa se rompe

El cálido hábitat que ha tenido tu bebe durante estos nueve meses: la bolsa amniótica, ha de romperse para que el nazca. En algunas ocasiones esta rotura se produce de forma espontanea, pero en otras la matrona o el obstetra se encarga de romperla cuando el parto ya esta en marcha (tranquila, lo hacen con una lanceta especial y es totalmente indoloro). Si se te rompe la bolsa, deberás acudir al hospital, aunque es probable que el parto se retrase todavía unas horas. Reconocerás que se trata de ello y no de un simple “escape de pipi” por la gran cantidad de liquido que sale. Es muy importante que vigiles el color de las aguas. Si tiene un color verdoso (lo que se conoce como liquido teñido), significa que el bebe ha expulsado el meconio, su primer caca, lo que puede indicar perdida de bienestar fetal, y hace necesario que acudas a un centro sanitario cuanto antes.

En marcha hacia el hospital

Si no tienes otros síntomas que resulten alarmantes, no debes acudir a la maternidad hasta que las contracciones sean regulares, a intervalos de 5 minutos, si ya tienes mas hijos, y se mantiene esta frecuencia durante una hora y media, aproximadamente. Una vez que estés segura de que estas de parto, intenta mantener la calma.

Cuando llegues a la maternidad te preguntaran lo siguiente:

Como son tus contracciones.
Cada cuanto tiempo aparecen.
Cuanto duran.
Si has roto aguas, de que color eran. Si es tu primer hijo. Si te sientes bien y si el bebe se ha estado moviendo con normalidad.
No te olvides de llevarte los informes, las ecografías y los análisis que te has realizado durante el embarazo.

Desde | Guia MyB

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás