martes, 25 de noviembre de 2008

Nacen más niños con síndrome de Down en el Reino Unido


Cada vez son más los niños con síndrome de Down que nacen en el Reino Unido, debido a que la sociedad está aceptando a los pequeños con este trastorno genético, señala un análisis divulgado hoy por la Asociación del Síndrome de Down.


Después de que las pruebas para detectar esta enfermedad congénita empezaran a aplicarse en 1989, hubo un descenso en los nacimientos de bebés con síndrome de Down, ya que muchas madres optaban por el aborto, que puede practicarse hasta las 24 semanas de gestación.

Así, en 1989 se registraron 717 bebés con este síndrome, pero la cifra bajó a 594 en el año 2000.

Sin embargo, en el 2006 hubo un aumento en el nacimiento de pequeños con este defecto hasta situarse en 749, según los datos aportados por la asociación.

Esta organización hizo un sondeo entre mil padres para saber por qué decidían no interrumpir la gestación a pesar de que la prueba médica sobre el síndrome de Down daba positivo.

Entre las razones figuran el conocer a alguien con el defecto congénito, una oposición de principio al aborto y la mejora en la calidad de vida de los menores con Down, además de una sociedad más abierta.

Los encuestados insistieron en que sentían un gran apoyo de las familias y opinaron que el futuro para los nacidos con este problema congénito se presenta mucho mejor.

Estos niños pueden integrarse mejor en las escuelas británicas y más adultos con Down tienen trabajo, agregó la asociación.

Los detalles de este análisis serán divulgados esta noche en un programa de radio de la BBC titulado 'Nacido con el Síndrome de Down'.

La directora ejecutiva de la asociación, Carol Boys, admitió que no esperaba un incremento de estos nacimientos.

'Esto parece demostrar que hay más padres que piensan muy cuidadosamente antes de optar por las pruebas prenatales y la terminación de la gestación, y que nacer con el síndrome de Down es visto hoy de otra manera', agregó Boys.

El síndrome de Down es causado por la presencia de un cromosoma adicional, pero actualmente un análisis de sangre puede dar alguna indicación de si el bebé nacerá con este trastorno.

En caso de un riesgo mayor, los servicios sanitarios ofrecen la prueba de amniocentesis, consistente en extraer una pequeña muestra del líquido amniótico que rodea el feto para su análisis.

Desde | Terra España

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás