sábado, 13 de diciembre de 2008

Cesarea que imita parto natural


Un procedimiento de parto por cesárea desarrollado en Gran Bretaña utiliza un enfoque "centrado en la mujer" e incorpora muchos aspectos importantes del parto natural, indicó un nuevo estudio.

"El parto vaginal evolucionó significativamente en las últimas dos décadas y ahora se le da mucha importancia a la experiencia de los padres y al vínculo temprano", dijo el profesor Nicholas M. Fisk a Reuters Health.

En cambio, la cesárea varió poco, agregó Fisk. El énfasis sigue estando en la velocidad y la resucitación, aunque ambos no sean necesarios en las cesáreas sin complicaciones bajo anestesia epidural, en lugar de anestesia general.

Esto hizo que el equipo dirigido por Fisk, del Queen Charlotte's and Chelsea Hospital y del Imperial College de Londres, modificara las prácticas obstétricas, de matronería y anestésicas de la cesárea tradicional "para emular lo mejor posible la experiencia centrada en la mujer del parto vaginal", publicó la revista BJOG.

Esta nueva cesárea "natural" le permite a los padres participar de manera proactiva en el procedimiento y observar el nacimiento de su hijo, explicó Fisk, que dirige el Centro de Investigación Clínica de la University of Queensland, en Brisbane, Australia.

Al inicio del procedimiento, un paño quirúrgico bloquea la visión de los padres del área de incisión hasta la salida de la cabeza del bebé. Luego, se limpia el área y la pareja de la mujer puede seguir el parto a partir de ese momento.

El obstetra demora el parto de modo que las contracciones uterinas ayuden a limpiar los pulmones del bebé, "como ocurre durante el parto vaginal", dijo Fisk. Se relajan los hombros del niño "y el bebé suele sacar los brazos en un gesto expansivo".

La mamá puede entonces ver la mitad del bebé recién nacido y observar el resto del parto. El médico coloca al bebé sobre la madre para fortalecer el vínculo.

Existe la opción de realizar una cesárea tradicional inmediata para los bebés con estrés inesperado, pero los niños generalmente lloran y se mueven antes de que finalice el parto, agregó Fisk.

El experto señaló también que hubo "muy pocas reacciones negativas" entre los padres y que el personal del hospital aprobó el concepto.

No obstante, el editor de la revista en la que se publica el procedimiento opina que se necesita evaluarlo en ensayos clínicos porque el estudio no incluye datos de resultados o seguridad "que justifiquen el uso generalizado de la técnica".

Desde | Buena Salud

Blogalaxia Tags:

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás