martes, 9 de diciembre de 2008

Diminuyen acuaerobics dolor en labor de parto


Al parecer el ejercicio moderado durante el embarazo disminuye de manera importante la necesidad de recibir anestesia epidural en el momento del parto, sugiere un estudio reciente.

Según una nota publicada por The New York Times, muchas mujeres esperan tener un parto natural sin recibir un medicamento contra el dolor pero encuentran la labor de parto tan difícil que terminan solicitando una epidural, la cual proporciona alivio al dolor a través de la inyección de un analgésico en el espacio epidural, ubicado en la base de la columna vertebral.

De manera ideal, la epidural sólo calma el dolor y la mujer se mantiene alerta, lo que le permite tener una papel activo en el parto.

No obstante, existe un inconveniente. La anestesia epidural también puede alentar la labor y con ello hacer que la etapa en la que se debe pujar sea más larga debido a que la mujer pierde sensibilidad en la parte inferior del cuerpo. Aun cuando se administre poco medicamento, algunos hospitales no permiten que la mujer camine una vez que se le ha inyectado la epidural.

Un estudio reciente publicado en la revista Reproductive Health (Salud reproductiva) muestra que las mujeres pueden influir en el riesgo de necesitar un analgésico mucho antes de que empiece la labor de parto.

Investigadores de Brasil reclutaron a 71 mujeres embarazadas de manera previa a su semana 20 de gestación. Las mujeres no se ejercitaban de manera regular en el momento del estudio.

Los científicos asignaron de manera aleatoria a 34 mujeres a un curso de aeróbics acuáticos de 50 minutos tres veces a la semana. Las 37 mujeres restantes en el grupo de control no se ejercitaron.

El ejercicio aeróbico suave no tuvo efecto alguno en la duración o tipo de parto que experimentaron las mujeres. Sin embargo, se registraron diferencias dramáticas en términos de la necesidad de un analgésico.

De entre las mujeres que no se ejercitaron, dos de cada tres pidieron una epidural durante la labor de parto pero de entre las que se encontraban en el grupo de los aeróbics acuáticos, sólo 27% pidió un medicamento para el dolor.

Los científicos indicaron que el curso de aeróbics en el agua pudo haber contribuido a preparar de una mejor manera a las mujeres- tanto a nivel físico como emocional- para enfrentar el rigor del parto.

El mayor problema fue que cerca de una tercera parte de las mujeres del grupo que se ejercitó abandonó las clases en algún momento del estudio debido a algunas restricciones, conflictos con el cuidado de los hijos u otro tipo de cuestiones que dificultaron que las mujeres pudieran asistir a las clases.

Desde | El Universal


Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás