jueves, 11 de diciembre de 2008

Embarazo y estrías


Para ciertos tipos de inconvenientes estéticos, como manchas en la piel o pérdida de cabello, no falta algún tipo de cura mágica.

Lo mismo sucede con las estrías, el "mapa de carreteras del embarazo", las reveladoras señales marcadas en abdómenes, traseros, senos y muslos de aproximadamente 90% de las mujeres embarazadas.

Firmas de investigación de mercado como el grupo NPD, Information Resources y Mintel, no llevan un registro de las dimensiones del mercado del cuidado de la piel para mujeres embarazadas.

"Es difícil de precisar, pero definitivamente existe una proliferación de productos de alta calidad para el cuidado de la piel durante la maternidad, muchos de los cuales prometen evitar la aparición de estrías", comentó Virginia Lee, analista investigadora para Euromonitor International, una firma de investigación de mercado con sede en Chicago.

Ella le atribuye este fenómeno, en parte, a la publicidad al rededor de personajes famosos, como Julia Roberts y Debra Messing, quienes se vieron sumamente bien durante y después del embarazo.

Pero la pregunta que más inquieta a la mayoría de las mujeres es si las estrías, o striae gravidarum, como se conocen en el ámbito médico, realmente pueden ser prevenidas.

Según el Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos la respuesta es no.

"No hay mucho qué hacer al respecto más que tratar de mantener un peso equilibrado", comentó Laura Riley, especialista en medicina fetal materna en el hospital General de Massachusetts y autora del libro You and Your Baby (tu y tu bebé).

"Existen en el mercado varias cremas y lociones para evitar el desarrollo o empeoramiento de las estrías, pero el verdadero jurado es la gente que las ha utilizado".

Sin embargo, la American Pregnancy Association (asociación para el embarazo de Estados Unidos) sugiere que las mujeres pueden reducir las probabilidades de desarrollar estrías.

En un estudio doble ciego dado a conocer en la publicación International Journal of Cosmetic Science de 1991, 34% de las mujeres embarazadas que se dieron masajes en la piel con una crema que contenía extracto de gotu kola (Centella asiática), alfa tocoperol (una forma de vitamina E) e hidrolisatos de cólageno y elastina (enzimas) desarrollaron estrías, respecto del 56% que utilizó un placebo.

Las estrías aparecen cuando la piel pierde su elasticidad, por lo general por un rápido aumento de peso. Sin embargo, investigaciones también han demostrado que la genética y la raza juegan un papel en las estrías.

Una encuesta del departamento de dermatología de la escuela de medicina de la Universidad de Stanford analizó a 161 mujeres que habían dado a luz y encontró que 48% de las mujeres con estrías habían indicado que sus madres también las tenían.

Cerca de 80% de las mujeres de color (afroestadounidenses, hispanas, del sur de Asia, entre otras), dijeron tener estrías, comentó la doctora Alexa B. Kimball, profesora adjunta de dermatología en la Escuela de Medicina de Harvard y autora del estudio.

Disminuir las estrías es la opción más viable, dijo la doctora Amy Derick, dermatóloga en Barrington, Ill.

"Realmente no existen datos con respecto a las cremas", dijo. "Pero existen tratamientos con láser o Retin-A para después de que éstas aparecen, especialmente en las primeras etapas cuando las líneas son rojas o de color morado".

Estudios han encontrado que el tretinoin tópico puede aminorar las estrías así como reducir su tamaño. Y Derick ciertamente no se opone a que las mujeres embarazadas se den masajes con aceites humectantes y cremas. "Las hace sentir que tienen iniciativa, y se siente bien, ¿porqué no?, no hace daño". (Traducción: Mariana Toledo)

Desde | El universal

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás