sábado, 13 de diciembre de 2008

Raquitismo


Definición

Es un trastorno causado principalmente por la falta de vitamina D, calcio o fósforo que lleva a que se presente reblandecimiento y debilitamiento de los huesos.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La vitamina D ayuda al cuerpo a controlar apropiadamente los niveles de calcio y fósforo en el cuerpo. Cuando el cuerpo carece de esta vitamina, es incapaz de controlar adecuadamente los niveles de estos minerales. Si los niveles sanguíneos de esos minerales disminuyen demasiado, el cuerpo puede producir otras hormonas corporales para estimular la liberación de calcio y fósforo de los huesos, lo cual lleva a que se presenten huesos débiles y blandos.

La vitamina D puede ser absorbida de los alimentos o puede ser producida por la piel cuando ésta se expone a la luz solar. La falta de producción de vitamina D por parte de la piel puede ocurrir si la persona está confinada en espacios interiores, trabaja en lugares cerrados durante las horas de luz o vive en climas con poca exposición a la luz del sol.

Debido a que la vitamina D es una vitamina liposoluble, los trastornos de malabsorción que reducen la digestión o absorción de las grasas disminuirán la capacidad de esta vitamina para ser absorbida en el organismo.

La deficiencia de vitamina D en la dieta puede ocasionalmente observarse en personas vegetarianas, personas que no beben productos lácteos o aquellas que presentan intolerancia a la lactosa (aquellos que tienen problemas para digerir productos lácteos). Los bebés alimentados exclusivamente con leche materna también pueden desarrollar deficiencia de vitamina D, ya que esta leche no suministra la cantidad apropiada de dicha vitamina. Esto puede ser un problema particular para los niños de piel más oscura en los meses de invierno, cuando hay niveles de luz solar más bajos.

La ingesta insuficiente de calcio y fósforo en la dieta puede también llevar a que se presente raquitismo. El raquitismo como producto de una carencia dietética de estos minerales es poco frecuente en los países desarrollados porque el calcio y el fósforo se encuentran en la leche y en los vegetales de hoja verde.

Los genes de una persona pueden incrementar el riesgo de padecer raquitismo. El raquitismo hereditario es una forma de la enfermedad que se transmite a través de las familias y ocurre cuando los riñones son incapaces de retener el fósforo. El raquitismo puede ser causado también por trastornos renales que involucran acidosis tubular renal.

Ocasionalmente, el raquitismo puede presentarse igualmente en niños que tienen trastornos hepáticos o cuando no pueden convertir la vitamina D a su forma activa.

El raquitismo es muy poco frecuente en los Estados Unidos. Ocurre más probablemente durante períodos de crecimiento rápido donde el cuerpo demanda niveles altos de calcio y fósforo. Se observa por lo general en niños de 6 a 24 meses de edad y es poco común en recién nacidos.

Síntomas

  • Dolor o sensibilidad ósea
    • brazos
    • piernas
    • columna
    • pelvis
  • Deformidades esqueléticas
    • piernas arqueadas
    • proyección del esternón hacia adelante (pecho de paloma)
    • protuberancias en la parrilla costal (rosario costal)
    • cráneo asimétrico o de forma extraña
    • deformidades de la columna (curvas de la columna anormales, incluyendo escoliosis o cifosis)
    • deformidades pélvicas
  • Aumento de la tendencia a las fracturas óseas
  • Deformidades dentales
  • Calambres musculares
  • Crecimiento deficiente
  • Baja estatura: adultos menos de 1,52 m (5 pies) de alto

Signos y exámenes

Un examen físico revela sensibilidad o dolor en los huesos, más que en articulaciones o músculos.

Los siguientes exámenes pueden ayudar a diagnosticar el raquitismo:

  • Exámenes de sangre ( calcio sérico) que muestran bajos niveles de calcio.
    • tetania (espasmos musculares prolongados) que se puede presentar si los niveles séricos de calcio están bajos
    • signo de Chvostek que puede ser positivo (se presenta un espasmo de los músculos faciales cuando se palpa el nervio facial), lo que indica niveles bajos de calcio sérico
  • El fósforo sérico puede estar bajo.
  • La fosfatasa alcalina sérica puede estar alta.
  • La gasometría arterial puede revelar acidosis metabólica.
  • Las radiografías de los huesos pueden mostrar pérdida del calcio de los huesos o cambios en la forma o estructura de éstos.
  • Una biopsia de hueso se realiza con poca frecuencia, pero confirmará la presencia de raquitismo.

Otros exámenes y procedimientos comprenden los siguientes:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y corregir la causa de esta afección. Se debe tratar la causa subyacente para prevenir su reaparición.

Con el reemplazo de la deficiencia de calcio, fósforo o vitamina D, se eliminan la mayoría de los síntomas del raquitismo. Las fuentes dietéticas de vitamina D incluyen: pescado, hígado y leche procesada. Se recomienda la exposición a cantidades moderadas de luz solar. El tratamiento del raquitismo causado por anomalías metabólicas puede requerir una prescripción especial para vitamina D.

Una buena postura y la utilización de aparatos ortopédicos ayudan a reducir o prevenir las deformidades. Además, puede ser necesaria la corrección quirúrgica de algunas deformidades esqueléticas.

Expectativas (pronóstico)

El trastorno puede corregirse con la reposición de los minerales y la vitamina D deficientes. Los valores de laboratorio y de rayos X mejoran generalmente después de casi una semana de tratamiento, aunque algunos casos pueden ser resistentes y requieren grandes dosis de minerales y de vitamina D.

Si no se corrige el raquitismo mientras los niños están aún creciendo, las deformidades esqueléticas y la baja estatura pueden ser permanentes. Al contrario, si se corrige mientras el niño es pequeño, las deformidades esqueléticas a menudo se reducen o desaparecen con el tiempo.

Complicaciones

  • Dolor esquelético crónico
  • Deformidades esqueléticas
  • Fracturas esqueléticas que pueden ocurrir sin causa

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe consultar con el pediatra si se observan síntomas de raquitismo en el niño.

Prevención

El raquitismo se puede evitar haciendo que el niño mantenga una ingesta adecuada de calcio, fósforo y vitamina D. Esto puede requerir la administración de suplementos dietarios en personas con trastornos gastrointestinales u otros trastornos, lo cual se le debe consultar al pediatra.

Las causas renales de la mala absorción de la vitamina D deben tratarse rápidamente y los niveles de calcio y fósforo deben ser controlados regularmente en personas con trastornos renales.

La asesoría genética puede ayudar a las personas con antecedentes familiares de trastornos hereditarios que puedan causar raquitismo.

Desde | Medline Plus


Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás