martes, 6 de enero de 2009

Infecciones respiratorias agudas


Las infecciones respiratorias agudas, son la causa mas frecuente de enfermedad en los niños y el principal motivo de consulta en los servicios de salud del estado.

CAUSAS Y FACTORES PREDISPONENTES

VIRUS Y BACTERIAS:

Se considera que más del 90% de los casos de infecciones respiratorias agudas son causadas por virus, la infección es producida por bacterias en menor porcentaje y solo en este mínimo porcentaje se justifica tratamiento con antibióticos.

FACTORES AMBIENTALES:

* Exposición intradomiciliaria a contaminantes ambientales: humo cuando se cocina con leña y el humo del tabaco.
* Hacinamiento: en estas circunstancias ocurre una mayor exposición a los microorganismos residentes en las vías respiratorias de los convivientes.
* Clima: Los cambios ambientales extremos, tales como caluroso-frío; ó seco- húmedo y en general la exposición a cambios bruscos de temperatura

FACTORES INDIVIDUALES:

* Edad: La neumonía es más grave entre los menores de un año, y, aún mas, en los menores de 2 meses:
* Bajo peso al nacimiento: Los niños que al nacimiento, pesan debajo de 2.5 Kg., son más susceptibles a este tipo de infección y a desarrollar neumonía.
* Ausencia de lactancia materna: Se ha comprobado que la ocurrencia de neumonía es menor entre los niños que reciben alimentación del pecho materno.
* Desnutrición: La desnutrición infantil, incrementa la susceptibilidad a las infecciones respiratorias agudas y aumenta la proporción de muertes por este motivo.
* Infecciones previas: Está demostrado que las infecciones previas o coexistentes de las vías aéreas, por virus, aumentan la predisposición a la neumonía bacteriana.
* Esquema incompleto de vacunación: los padecimientos como sarampión y tosferina facilitan la ocurrencia de neumonía, estas dos enfermedades se previenen con las vacunas que están dentro del esquema básico de vacunación del sector salud.
* Carencia de vitamina “A”: Esta vitamina es esencial para el crecimiento y función de algunas células del sistema inmunológico.

PREVENCIÓN

* Dar lactancia materna exclusivamente durante los primeros cuatro a seis meses y, complementaria, después de esta edad.
* Vigilar y corregir, en caso necesario, el estado nutricional del niño.
* Vacunar contra el sarampión y contra la tosferina y difteria, de acuerdo con la Cartilla Nacional de Vacunación.
* Evitar el hábito de fumar cerca de los niños.
* Evitar la quema de leña, o el uso de braseros, en habitaciones cerradas.
* Evitar cambios bruscos de temperatura.
* En tiempos de frío, mantener abrigados a los niños.
* Proporcionar el aporte adecuado de líquidos, frutas y verduras amarillas o anaranjadas, que contengan vitaminas “A” y “C”.
* Evitar el hacinamiento humano para disminuir la transmisión de estos padecimientos.
* Ventilar la habitación del niño.
* Fomentar la atención médica del niño sano.

SINTOMATOLOGÍA

Se considera que un niño tiene infección respiratoria aguda cuando presenta dos o mas de los siguientes signos y síntomas: tos, escurrimiento nasal, dolor de oído o salida de material purulento o líquido a través del mismo, dolor al deglutir, exudado purulento en faringe, voz ronca, respiración rápida o dificultad para respirar y que además presente fiebre, disminución del apetito y malestar general.

Para que se considere que es un padecimiento agudo no deberá transcurrir mas de 15 días con estos signos y síntomas.

RECOMENDACIONES

* Hidratación: Ofrecer líquidos abundantes. Si sólo los toma del pecho materno, ofrecer éste con mas frecuencia.
* Aspiración de secreciones: retirar las secreciones que obstruyan las fosas nasales. Se pude utilizar para este fin un gotero con suero fisiológico o agua con sal, o bien introducir una mecha de tela, gasa o con una perilla de aspiración para limpiar la nariz.
* Alimentación: Mantener la habitual (si hay falta de apetito ofrecer los alimentos en pequeñas fracciones, más veces al día). Ofrecer una toma extra de alimentos, durante la convalecencia y continuar con la lactancia materna.
* Evitar enfriamientos.
* No arropar demasiado al niño.
* Controlar la fiebre: mediante el baño con agua tibia y los medicamentos recetados por el médico.
* No administrar medicamentos no prescritos por el médico.
* Identificar signos de alarma:
o Respiración rápida
o Dificultad para respirar
o Dificultad para beber o amamantarse
o Se ve enfermo
o Mas de tres días con fiebre
o Pus en las amígdalas
o Pus o dolor en el oído
o Fiebre o baja temperatura corporal, en el niño menor de dos meses.

En presencia de cualquiera de estos signos es necesario llevar al niño urgentemente a la unidad de salud mas cercana.

Desde | Salud Yucatan

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás