jueves, 8 de enero de 2009

Síntomas del embarazo que requieren una llamada al doctor


Cuando estás embarazada, a menudo tienes síntomas que son nuevos para ti o que te resultan incómodos, como por ejemplo náuseas o acidez estomacal (agruras). Por regla general son molestias pasajeras, y no son causa de alarma. Sin embargo, algunos síntomas pueden indicar un problema más importante y, en ese caso, lo mejor es llamar a tu médico inmediatamente.

A continuación te ofrecemos una lista de los síntomas que justifican esa llamada de urgencias. Si estás preocupada por algún síntoma, pero no lo encuentras en esta lista, llama de todas formas porque, como dice el refrán, "mujer precavida vale por dos".

• Tu bebé se está moviendo o pateando menos de lo habitual (una vez que comienza a moverse con frecuencia). Pregúntale a tu médico si debes monitorear la actividad de tu bebé haciendo diariamente un "conteo de las patadas". El médico te puede dar instrucciones específicas de cómo contarlas y cuándo llamar.

• Tienes dolores o molestias abdominales severas o persistentes.

• Tienes hemorragia vaginal o pérdidas de sangre.

• Notas un aumento del flujo vaginal o cambio en la apariencia del flujo, por ejemplo, se vuelve acuoso, mucoso o sanguinolento (incluso si solamente es rosado o tiene un leve rastro de sangre). Nota: Después de 37 semanas, el aumento de la secreción mucosa es normal y puede indicar que pronto te pondrás de parto.

• Sientes presión en la pelvis (sensación de que el bebé está empujando hacia abajo), dolor en la parte inferior de la espalda (especialmente si este problema es nuevo para ti), dolores similares a los menstruales o dolor abdominal, o cuentas más de cuatro contracciones por hora (incluso si no duelen) antes de las 37 semanas.

• Notas que te arde al orinar , o que orinas poco o nada.

• Tienes vómitos severos o persistentes, o vómitos acompañados de dolor o fiebre.

• Tienes escalofríos o fiebre de 100 grados Fahrenheit (38 grados Celsius), o más alta.

• Notas trastornos visuales como visión doble, visión borrosa, nublada, con destellos de luz o con "partículas flotantes" (manchas o motas en tu campo de visión).

• Tienes dolor de cabeza continuo o intenso, o dolor de cabeza acompañado de visión borrosa, dificultad al hablar o pérdida de la sensibilidad.

• Observas hinchazón en la cara o alrededor de los ojos, hinchazón pronunciada en las manos, hinchazón fuerte y repentina en los pies o tobillos, o rápido aumento de peso (más de 4 libras [2 kilos] en una semana).

• Te da un calambre en las piernas persistente o intenso, o dolor en las pantorrillas que no mejora cuando flexionas el tobillo y diriges los dedos del pie hacia la nariz o caminas un poco, o notas una pierna mucho más hinchada que la otra.

• Has sufrido un golpe en el abdomen.

• Tienes desmayos, mareos frecuentes, latidos rápidos o palpitaciones.

• Te cuesta respirar, expulsas sangre al toser, o sientes dolor de pecho.

• Padeces estreñimiento severo acompañado de dolores abdominales, o tienes una diarrea intensa que dura más de 24 horas.

• Sientes comezón o picor continuo e intensa en el torso, los brazos, las piernas, las palmas de las manos o las plantas de los pies, o sientes que te pica en todo el cuerpo.

• Tienes cualquier problema de salud por el que normalmente llamarías a tu médico, aunque no esté relacionado con el embarazo (por ejemplo: tu asma empeora o tu resfriado, en lugar de mejorar, se pone peor).

Si no estás segura de la gravedad de un síntoma, si no te sientes como de costumbre, o si estás preocupada por algo, confía en tu instinto y llama al médico. Si hay algún problema, recibirás ayuda inmediatamente. Si está todo bien, te quedarás más tranquila.

Tu cuerpo está cambiando muy rápidamente, por lo cual a veces es difícil saber si lo que estás experimentando es "normal". Cualquier síntoma poco corriente debería ser revisado, por tu bien y el de tu bebé.

Finalmente, si ya estás próxima a la fecha del parto, echa un vistazo a los síntomas del parto. De ese modo sabrás reconocerlos cuando los tengas y podrás llamar a tu médico o comadrona a tiempo.

Desde | Baby Center

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás