lunes, 23 de febrero de 2009

Calendario del embarazo: Semana 8


El desarrollo de tu bebé

Tu bebé tiene ya el tamaño de un frijol (poroto). La colita que se le veía está empezando a desaparecer y los dedos de sus manos y de sus pies crecen cada día. Los párpados ya le cubren los ojos casi por completo, y desde su garganta se extienden los tubos respiratorios hasta sus pulmones en desarrollo. Sus brazos ahora son más largos y puede doblar las muñecas y juntar sus manitas sobre su corazón. Ya se le han formado las articulaciones de las rodillas y quizás sus pies han crecido lo suficiente como para juntarse frente a su cuerpo. En su cerebro, las células nerviosas están alargándose y conectando unas con otras, para formar unos canales neurales primitivos.

Maravillarse de los pequeños dedos de las manos y de los pies de su bebé es una de las alegrías de los primeros días de vida. Estos dedos comienzan a formarse esta semana y los brazos hasta pueden flexionarse en los codos y las muñecas. Los ojos comienzan a ser más evidentes, ya que ahora tienen pigmento (color) en la retina (parte posterior del ojo). Además, los intestinos son ahora más largos y, como no tienen mucho lugar en el abdomen del bebé, sobresalen por el cordón umbilical hasta la semana 12.

Las protuberancias que crecerán hasta formar los genitales del bebé aparecen en este momento, aunque no están tan desarrolladas como para determinar si es un niño o una niña.

Tu cuerpo

Los síntomas del embarazo, como la ausencia del período menstrual, la presencia de náuseas, el cansancio extremo o el aumento del tamaño de la cintura como resultado de la expansión del útero te hacen pensar en la posibilidad de estar embarazada. Una vez que tu embarazo se confirme con una prueba que puede realizar en tu casa, o mediante un análisis de sangre u orina en el consultorio médico, debes concertar tu primera consulta prenatal con tu médico. Es posible que tu embarazo sea controlado por varios profesionales de la salud, como un obstetra, una enfermera, una partera o tu médico clínico. Si tu embarazo es considerado de alto riesgo (por ejemplo, si ha sufrido varios abortos espontáneos, eres mayor de 35 años o tienes antecedentes de embarazos con complicaciones), es posible que tu médico quiera verte cuanto antes y con más frecuencia durante el transcurso del embarazo.

Es de suma importancia recibir un buen cuidado prenatal para asegurar la buena salud y el nacimiento sin complicaciones de tu bebé. Por lo tanto, tu prioridad debe ser concertar las consultas prenatales.

Hay partes de tu cuerpo que ya están creciendo, como los pechos. Muchas mujeres tienen que aumentar el tamaño del brasier durante el embarazo debido a la expansión de los conductos por donde circulará la leche que luego alimentará a tu bebé. No esperes mucho para comprar un nuevo brasier, porque te sentirás más cómoda. Otros cambios que puedes notar ya en estas fechas son: aversión a ciertos alimentos y a olores fuertes, y mucho cansancio porque tu cuerpo está trabajando horas extras para crear un nuevo ser humano. Las noches de sueño irregular junto con la ansiedad que te puede producir el embarazo (sin mencionar las náuseas y los vómitos) son factores que pueden dejarte agotada. Pero no te desanimes: muchas mujeres comienzan a sentirse mejor una vez pasado el primer trimestre.

Desde | K.H

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás