martes, 7 de abril de 2009

Un policía salvó la vida de un nene que había caído a una bañadera


Un policía salvó la vida de un nene de un año y medio que había caído a la bañadera, cuando era cuidado por una niñera en un departamento del barrio de Balvanera.

Ayer por la noche, el Subinspector Eduardo Walsh realizó las maniobras de primeros auxilios necesarias para que Johnattan, recientemente operado del corazón, recupere los signos vitales y saliera de peligro.

Ayer por la noche, los padres del nene y su hermano mayor habían decidido contratar a una niñera de una agencia para que cuidara a sus hijos mientras la pareja salía.

La niñera decidió bañarlos y llenó la tina, cuando un llamado telefónico la distrajo. La mujer acudió a atender la llamada y, a su regreso, encontró que el nene se estaba ahogando en la bañadera.

La mujer creyó que el nene estaba muerto y llamó a la policía. Un patrullero de la Comisaría 7° fue enviado al departamento, ubicado en la calle Jean Jaurés al 300.

El oficial Eduardo Walsh asistió al nene y realizó los procedimientos de rehabilitación cardiopulmonar. "Pedí a la niñera que lo acueste para que deseche el agua que pudiera tener en los pulmones, y allí el chico empezó a respirar", declaró el Sunisnpector. Ante los primeros signos vitales, el policía decidió no esperar a la ambulancia del SAME y trasladar directamente al nene en el patrullero hacia el hospital más cercano.

El móvil llegó al Hospital Ramos Mejía, donde el nene fue atendido en la guardia pediátrica. "Cuando escuché el llanto del chico me quedé tranquilo de que estaba fuera de peligro", declaró Walsh. Actualemente Johnnattan está bajo observación.

"En la policía nos capacitan para realizar primeros auxilios a menores y adultos", explicó Walsh. "Uno es padre y persona, más alla del uniforme", concluyó.

Desde | Yahoo Argentina

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás