jueves, 21 de mayo de 2009

El ácido fólico reduce los defectos cardiacos de los bebés


Investigadores informan que desde que la adición obligatoria de ácido fólico a la harina, la pasta y otros productos de granos entró en vigor en Canadá hace más de una década, han nacido menos bebés con defectos cardiacos congénitos.

Se ha demostrado que el ácido fólico, un tipo de vitamina B, reduce los defectos congénitos del tubo neural, como la espina bífida o la anencefalia. Ahora parece que el ácido fólico también podría ayudar a prevenir los defectos cardiacos.

En los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) ordenó en 1996 que se añadiera ácido fólico a panes enriquecidos, cereales, harinas, harinas de maíz, pastas, arroz y otros productos de granos. Para 2004, el número de bebés nacidos con espina bífida o anencefalia había disminuido en 26 por ciento, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

En Quebec, la harina y a pasta han estado fortificados con ácido fólico desde 1998. En este estudio, un equipo de la Universidad McGill en Montreal recolectó datos sobre 1.3 millones de nacimientos en Quebec de 1990 a 2005. Durante ese periodo, nacieron 2,083 niños con defectos del corazón, un promedio de 1.57 por cada 1,000 nacimientos.

No hubo cambios en la prevalencia de defectos cardiacos durante los nueve años anteriores al inicio de la complementación obligatoria, pero los investigadores encontraron una reducción de seis por ciento en los defectos cardiacos cada año después de que se añadió ácido fólico a los productos de granos.

"Nuestro estudio ofrece nueva evidencia sobre los beneficios de la política de fortificación obligatoria, que es importante tanto para los países que en la actualidad están considerando iniciar tal política como para los países que ya la han implementado y actualmente monitorizan y evalúan su implementación", señaló la líder de la investigación, Raluca Ionescu-Ittu, candidata a doctorado de la McGill.

El informe aparece en la edición en línea del 11 de mayo de la revista British Medical Journal.

Otros estudios también han evaluado el beneficio del ácido fólico en la reducción de los defectos cardiacos congénitos, apuntó la Dra. Diane M. Ashton, subdirectora médica de March of Dimes.

Señaló que esos defectos cardiacos son poco comunes, pero cuando ocurren son graves y costosos. "Si se puede reducir una anormalidad tan significativa haciendo algo tan sencillo como una intervención de salud pública al aumentar el ácido fólico en los alimentos de granos y exhortar a los individuos a tomar complementos de ácido fólico, es una situación en que nadie pierde", aseguró.

En otro estudio reportado este año, se mostró que la ingesta de ácido fólico reducía las probabilidades de nacimiento prematuro.

A pesar de una campaña de concienciación canadiense iniciada en 2002, muchas madres siguen sin tomar complementos de ácido fólico antes de quedar embarazadas, anotó el estudio de Quebec. "Las mujeres en edad fértil deben ser conscientes de los efectos preventivos del ácido fólico y tomarlo antes de quedar embarazadas", enfatizó Ionescu-Ittu.

Desde | Medline Plus

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás