lunes, 25 de mayo de 2009

La edad del papa tambien importa


Son las mujeres las que han tenido que soportar eso de que "se les pasa el arroz". Y está demostrado que la fertilidad disminuye por la edad. En Concepción, embarazo y parto (Editorial Grijalbo), la doctora Miriam Stoppard asegura que una de cada diez mujeres entre 20 y 24 años es infértil pero el porcentaje aumenta hasta casi el 30% en las mujeres entre 40 y 44 años. Esto se debe a que la calidad general de los óvulos disminuye, así como el número de óvulos sanos producidos. A su vez, también se dificulta la implantación en el útero porque es menos receptivo con la edad.

Pero numerosos estudios actuales empiezan a demostrar que los padres "añosos" también deben enfrentarse a que los años pasan factura. Los padres maduros sufren más problemas de infertilidad. Estadísticamente, según un estudio de la Universidad de Washington (EEUU), generan un mayor número de espermatozoides con alteraciones cromosómicas que los jóvenes.

Entre las enfermedades que aparecen con mayor frecuencia entre los papás de 45 a 50 años destacan el autismo y la esquizofrenia.Se calcula que tener un padre mayor aumenta el riesgo de defectos de nacimiento en un 1%, con respecto a un riesgo de defectos de nacimiento por antecedentes del 3%, señala.

Harry Fisch, director del Centro para la reproducción masculina de Nueva York y autor del estudio El reloj biológico del hombre, asegura que "los hombres que tienen exceso peso y acumulación de grasa en la zona abdominal son más propensos a tener menores niveles de testosterona". Esto produce que los niveles de fertilidad de su esperma bajen. Algunos estudios científicos también afirman que el recuento de esperma disminuye con la edad, y que pierde movilidad.

Entre los otros riesgos como consecuencia de ser un padre maduro, destaca el que sus parejas sufran abortos espontáneos. Este riesgo es tres veces mayor si el padre supera los 35 años, que si tiene entre 29 y 35 años. Y un estudio asegura que los padres de más de 50 tienen cuatro veces más posibilidades de tener un hijo con Síndrome de Down.

También parece haber alguna relación entre el desarrollo intelectual del niño y la edad del papá. Según descubrieron en un estudio de la Universidad de Brisbane (Australia), en padres de 20 años el Cociente Intelectual (CI) medio de los hijos era de 106,8, mientras que en padres de 50 años, el CI medio de los hijos era de 100,7. Este dato es justamente el contraria en el caso de las mamás "añosas": las mayores suelen tener hijos con un CI más elevado.

Desde | Crecer Feliz

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás