martes, 5 de mayo de 2009

Maternidad Compulsiva (Primera parte)


En el pasado fue Mia Farrow que llegó a adoptar hasta 15 criaturas. Nunca se imaginó que una de las niñas (Soon Yi que adoptó con su primer esposo, André Previn), terminaría siendo la amante y luego esposa de su marido, el cineasta Woody Allen.

Actualmente el caso es Angelina Jolie quien ya suma 6 hijos junto a su marido Brad Pitt (3 con él, los otros 3 los adoptó previamente).
Ya quisiera yo criar 6 hijos junto a Brad Pitt, aunque luego me lo pienso bien y digo “no, ni con Brad”.

Recientemente los rumores de separación acecharon a la pareja: Brad le habría dicho –palabras más, palabras menos- “No hay mas bebes hasta que nos casemos
Digo… eso… ¿es amenaza? ¿Por qué la amenaza justamente con ése tema en particular? ¿Acaso es Angelina una “mama compulsiva”?

No dudo que ella tiene los recursos monetarios (como alguna vez los tuvo Mia Farrow) no solo para criar 6 niños, sino hasta 12 pero me pregunto ¿cómo pueden recibir una atención personalizada sumergidos en un mar de chiquillos? ¿Qué intimidad pueden tener ambos como pareja?

Pero esta “compulsión” no se reduce a las famosas. Hace años tuve una compañera con un niño de 5 años. Tanto ella como su marido tenían SIDA y aun así quedó embarazada nuevamente. Hoy en día sabemos que aunque la embarazada sea portadora del virus HIV, con la medicación correcta y constante, el bebe puede nacer sin la enfermedad. Lamentablemente, esta mamá no tomaba la medicación, asi de responsable era. Y más lamentable aun fue que el bebe murió pocos días antes de la fecha probable de parto.

¿Cómo termino la historia? Hasta no hace mucho, me entere que la muchacha seguía buscando desesperadamente quedar embarazada de nuevo.

¿Inconsciencia? ¿Maternidad compulsiva?

Otro caso: muchacha joven, con estudios y preparación universitaria y con 2 hijos muy pequeños queda nuevamente embarazada en medio de una situación caótica tanto psicológica como económicamente. Ella dedicada al hogar y a los 2 niños, él sin trabajo (y sin ganas de trabajar que es peor) y mantenidos todos por la abuela de los niños.

El embarazo también se malogra en este caso… pero ahí va ella “apostando por la vida”. ¿Él? Prefiere decir que también “apuesta por la vida” aunque en realidad, lo que le gusta es hacerlo sin condón. Lamentable, ¿no?

¿Inconsciencia? ¿Maternidad compulsiva?

Pero el caso paradigma es el de la norteamericana Nadya Suleman, una estudiante soltera y desempleada quien tuvo 8 hijos a través de la fertilización in vitro. Pero esa no era toda la historia. Nadya ya tenía seis hijos, también concebidos artificialmente, que oscilaban entre los 2 y los 7 años de edad, uno de ellos diagnosticado con autismo.

El que fuera su marido se fue, quizás cansado de las locuras de su pareja, antes de que el primer embarazo se lograra. Me pongo de pie y lo felicito… se salvó del caos!!!!!

Y quien mantiene a los niños, aparte del pueblo californiano con sus impuestos???? Si dijeron “la abuela” acertaron.

¿Inconsciencia? ¿Maternidad compulsiva?

Tanto en el caso de Angelina Jolie como en el de la mama de los octillizos ambas declararon haber tenido infancias muy solitarias. Llenarse de hijos… ¿será la solución para olvidarse de sus respectivas infancias?

Tanto sea sí o no, las que quedan siempre en el medio, son las criaturas.

Desde | Blog Soy Mama

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás